logo autocosmos Vende tu carro
Test drive

Prueba de manejo BYD Song Plus DM-i, a la conquista del segmento híbrido

Luego de liderar el subsegmento de vehículos 100% eléctricos en Colombia, el fabricante quiere hacer lo propio en el nicho de los PHEV.

Prueba de manejo BYD Song Plus DM-i, a la conquista del segmento híbrido

Les comentamos hace un par de meses el buen desempeño que mantiene el fabricante chino BYD en nuestro país en materia de vehículos eléctricos a batería (BEV), donde se estableció  como líder en 2020, se mantuvo en 2021 y hoy por hoy domina ese nicho con una proporción de 6 a 1 sobre su inmediato seguidor en la tabla de marcas.

Pues bien, tras consolidar una muy amplia ventaja local en cuanto a la comercialización de vehículos 100% eléctricos, la marca oriental enfila sus baterías (nunca mejor empleado este término) para incursionar en la subpartida de los vehículos híbridos enchufables (PHEV).

Si bien el mercado de los vehículos híbridos conectables en Colombia es cerca de un 40% más pequeño que el de los BEV, el fabricante chino busca consolidarse allí como un importante protagonista y para ello, presentó hace algunas semanas en el país no una, sino dos cartas ganadoras: el sedán Qin Plus DM-i y la camioneta familiar Song Plus DM-i. Justamente, el nuevo SUV híbrido enchufable de BYD, que se ofrece en versiones GL y GS, es nuestro invitado de turno en esta ocasión.

BYD Song Plus DM-i: exterior

Digamos en principio que, pese a conservar trazos muy similares a los de su hermana 100% eléctrica, la Song Plus ofrece sutiles diferencias que la hacen lucir más estilizada. Los datos según las fichas técnicas revelan que el modelo PHEV resulta 55 milímetros más largo (4.705 mm), 30 mm más ancho 1.890 mm) y 20 mm más bajo (1.680 mm) que la Song Pro en formato 100% eléctrico.

La variación de medidas hace que la carrocería de la versión híbrida luzca más dinámica y enfatice ciertos detalles, que la acercan al estilo de los más recientes modelos de la marca. Por ejemplo, la franja plateada que está sobre la parrilla (y deja un amplio espacio con respecto al capó) es un guiño estético que ya vimos en el lujoso sedán Han EV.

A diferencia del Song EV, la versión Plus DM-i adopta una parrilla más amplia, que se decora con una vistosa trama que le brinda más relieve y profundidad al frontal; así mismo, las tomas de aire frontales ahora crecieron y parecen soportar mejor a las nuevas unidades ópticas full LED de alta intensidad, que, por cierto, carecen de la opción de exploradoras.

En todo caso, detalles de fina coquetería son la función "Follow me home", que alumbran el entorno durante 90 segundos, luego de parquear el vehículo en una zona oscura; así como las luces de piso que se proyectan en la parte inferior de los espejos exteriores.

La vista lateral es la que revela más el parecido de las dos versiones Song, solo que en la propuesta híbrida se aprecia que se acentúo mucho más el trazo de la ascendente línea de cintura; así mismo, el recorte en altura implicó achicar el área de los cristales. Como complemento, esta camioneta calza llantas en medida 235/50, que se soportan sobre sendos rines de aleación, bicolor, de 19” y con un diseño que minimiza la resistencia al viento.

En la parte posterior se mantiene el mismo concepto de las luces LED integradas por una franja horizontal, pero se rediseñaron la compuerta del baúl y las falsas salidas de aire, lo que le aporta un estilo más deportivo; así mismo, se enfatizó el ángulo de la caída de del techo, por lo que el vidrio posterior queda más inclinado que en la versión eléctrica.

BYD Song Plus DM-i: interior y equipamiento

A favor de la comodidad de los ocupantes, la BYD Song Plus DM-i tiene 2.765 milímetros de distancia entre ejes, esto es 53 mm más que la Song EV y 75 milímetros adicionales frente a la Toyota RAV4 Hybrid, una de sus posibles rivales.

Hay una buena impresión apenas se abren las puertas para acceder a la Song Plus DM-i, pues los tapizados a dos tonos favorecen la impresión de un espacio amplio y luminoso; obviamente hay mayor prelación por el color claro, como es tradicional en los vehículos chinos, pues los usuarios de dicho país casi que en forma unánime prefieren los tapizados claros sobre los oscuros.

En el caso de las sillas, se combina con acierto una suave tela con cuero y hay uso generalizado de costuras de contraste. En la versión GS, la más equipada, se dispone de reglaje eléctrico de hasta ocho posiciones para el puesto del conductor, que además ofrece ventilación y calefacción. Las butacas delanteras, en particular, lucen muy deportivas, “envuelven” muy bien el cuerpo (es decir que brindan muy buena sujeción) y se ven geniales por la integración del particular apoyacabezas.

El estilo minimalista del interior combina a la perfección con un tablero de tipo cascada, en donde cada capa tiene un color y un material específico (todos de buena calidad y muy suave tacto) que aportan al ambiente de clase y elegancia que se quiere proyectar.

Por su parte, el mejor estilo de los SUV premium, la consola central es relativamente amplia, alta y también está tapizada en cuero acolchado; también se destaca que hay mucho criterio simétrico en la disposición y presentación de esta área, en la que sobresale el original diseño del control de cambios: grande, pero de formas muy fluidas, que invita a acariciarlo antes que a manipularlo.

El elemento que se roba la mirada al acceder a la cabina es la pantalla central de información del sistema multimedia de 12,8”, que literalmente parece flotar sobre el tablero, además tiene la posibilidad de rotar 90° en forma eléctrica; así, como en una tableta, puedes disponer de toda la información en formato horizontal o vertical. Acá se pueden configurar todos los parámetros del vehículo: climatización, audio, asistencias de manejo y la vista 360° dinámica (que es ideal para el parqueo), entre otros.

La capacidad del baúl es de 574 litros y viene con apertura y cierre automático de la compuerta.

Para destacar acá que la interfaz del sistema resulta muy intuitiva, es fácil de orientarse e incluye cancelación activa de ruido; esto es que, cuando detecta ruido en el ambiente, envía una señal de cancelación igual de intensa, pero opuesta a través de los nueve parlantes de los que dispone, para que el sonido sea más puro.

La Song Plus DM-i cuenta de serie con recursos como: encendido del vehículo a distancia o con botón, acceso sin llave, freno de parqueo eléctrico, auto hold, aire acondicionado dual automático, luces en las puertas de tipo LED (luz ambiental multicolor en la versión GS), techo corredizo eléctrico panorámico, apertura eléctrica de la compuerta del baúl y cargador inalámbrico para celular (en GS).

Además, cuenta con un sistema de purificación y esterilización del aire a alta temperatura; así mismo, incluye un sistema de grabación de manejo, que nunca se sabe cuándo pueda ser útil.

BYD Song Plus DM-i: motorización y seguridad

Este es uno de los vehículos BYD que se desarrollaron con base en la nueva plataforma de tecnología superhíbrida enchufable de la marca. Se anima con un motor de alta eficiencia de 1,5 litros de ciclo Atkinson, el cual genera 108 hp de potencia y 135 Nm de torque; a ello se suma la gestión de un esquema eléctrico que aporta 132 kW (177 hp) y 316 Nm; al final, la potencia combinada de ambos propulsores alcanza los 214 hp.

Importante señalar que el sistema híbrido DM-i Super Hybrid cuenta con las novedosas baterías Blade, ultraseguras y de gran capacidad (en este caso, de 8,3 kWh) y su esquema eléctrico lo integran un par de motores de imanes permanentes, que se integran en un solo cuerpo (dual). La función principal del motor de gasolina es generar electricidad en el rango de velocidad de alta eficiencia y entrar a colaborar justo cuando se requiere dar apoyo.

Para favorecer la economía tanto de carga como de combustible, el conductor puede optar por tres modos de conducción; en ECO, el sistema DM-i prioriza el ahorro de energía y combustible, para ello limita la potencia final de salida. Por su parte, en el modo Normal se equilibra el gasto energético y de combustible en la zona optima de operación y consumo.

Finalmente, en el modo Sport se posibilita la máxima entrega de potencia combinada en híbrido paralelo; es decir, dicha potencia recarga la batería y acciona el eje delantero de manera mecánica para ofrecer mejor desempeño. En este modo, es obvio que el aumento de consumo de energía y de gasolina es directamente proporcional a la demanda.

Recordemos que el Song Plus DM-i es un vehículo híbrido eléctrico enchufable (PHEV), lo que le permite circular en un amplio rango de kilómetros (51 km, en este caso) sin consumir combustible. Aquí, el esquema motriz principal es el eléctrico y el de combustión ayuda a cargar la batería y entregar potencia en forma paralela a los ejes cuando el sistema demanda más poderío. Obviamente, también se vale de un sistema de regeneración de energía mediante la acción de frenado, el cual no tiene niveles de ajuste.

En materia de seguridad de son muchos los recursos con los que cuenta esta camioneta, que se equiparan con la oferta de los SUV Premium. En este apartado tenemos, entre otros: seis airbags, ABS + EBD, control frenado inteligente (BOS), que prioriza el frenado en caso de accionarse los dos pedales en forma simultánea; así como control dinámico vehicular (VDC), sistema de frenos de potencia integrado (IPB, que acoge la tecnología del control de estabilidad) y sistema antivuelco (RMI).

A lo anterior, la versión GS suma asistencias bien importantes, como asistente de permanencia en carril (LKA), sistema de aproximación y punto ciego (BSD), control crucero adaptativo, asistente de tráfico (TJA), frenado de emergencia automático (AEB) y alerta de apertura de puerta (DOW), entro otros. Punto a favor de estos recursos es que no resultan tan invasivos a la hora de actuar.

BYD Song Plus DM-i: desempeño

Más que en la potencia, el esquema híbrido del Song Plus DM-i se orienta hacia el ahorro, por ello, el arranque de la marcha no es tan impetuoso como puede serlo en un EV 100%; sin embargo, cuando entra en acción el motor de gasolina, los 1.700 kilos de peso de esta camioneta parecen más ligeros y entonces se tiene una relación peso/potencia de 7,95 kilos por cada caballo; nada mal para una camioneta que privilegia el desplazamiento urbano y en carretera, pero que por sus ángulos dinámicos (de ataque: 20° y de salida 26°) también puede enfrentar con total capacidad tramos escarpados de baja/media intensidad.

Si bien la autonomía total estimada para este modelo es de 1.150 kilómetros (ciclo NEDC), es bueno recordar que el tipo del trazado, el clima, la inquietud del pie en el acelerador, el peso, el estado de las llantas, entre otros, impactan directamente en las cifras de consumo y autonomía; por ejemplo, en nuestra prueba, al promediar las cifras de carga y combustible, la autonomía se redujo a 889 kilómetros.

Con todas las bondades y asistencias de la versión GS prácticamente tenemos un nivel de manejo semiautónomo, pero el conductor no debe fiarse, pues como muchas de nuestras vías carecen de una señalización o una demarcación adecuada, siempre es pertinente estar muy atentos.

El nivel de marcha del BYD Song Plus DM-i es impecable y se percibe muy ágil, favorecido además porque la mayor parte del tiempo se rueda en modo eléctrico, si bien nos gustaría tener un poco más de retroalimentación por parte de la dirección con asistencia eléctrica.

En estos años, BYD ha demostrado los innegables avances en el tema de electrificación (siendo el desarrollo de las baterías Blade uno de sus mayores logros), por lo que ahora tiene muchos argumentos para conquistar el subsegmento de los PHEV, no solo en Colombia, sino también a nivel global.

Elkin Chávez recomienda

Cuentanos que opinas