logo autocosmos Vende tu carro
Novedades

Mercedes-Benz Clase T quiere establecer una nueva categoría

La marca alemana de la estrella eleva la cuota de habitabilidad y funcionalidad en la gama de vehículos comerciales, a lo que añade estilo y comodidad.

Mercedes-Benz Clase T quiere establecer una nueva categoría

Mercedes-Benz es uno de los actores más fuertes en el mercado de vehículos comerciales, pero casi en exclusiva gracias a la fortaleza y calidad de la Sprinter. Hace unos años realizó un intento de entrar al segmento de los furgones compactos, el de mayor demanda en Europa, pero lo hizo de la mano de Renault, al cambiarle el logo y el nombre al Kangoo.

El Mercedes-Benz Citan funcionó bien, tanto, que este año presentó una segunda generación del modelo, enfocado casi en exclusiva al mercado del trabajo. Bien, ahora, a modo de acompañamiento para el mercado particular, llega el nuevo Mercedes-Benz Clase T.

Se trata de una van de dimensiones compactas, pero con un enfoque más premium que, por ejemplo, un Citroën Berlingo Pasajeros o un Peugeot Rifter, y con énfasis en las actividades al aire libre. Incluso, la marca apuesta por ofrecer una versión 100% eléctrica.

Mercedes Clase T: características

La nueva Clase T mide 4.498 mm de largo, 1.859 mm de ancho, 1.811 mm de alto y tiene 2,716 mm de distancia entre los ejes. Dimensiones suficientes para acomodar hasta siete plazas en tres filas de asientos y un baúl que oscila entre 520 y 2.127 litros. 

La marca informa que la carga útil va de los 350 a los 538 kilos, según la versión, con un volumen máximo de 0,52 metros cúbicos y permite llevar hasta 100 kilos sobre el techo. Datos que evidencian su vocación recreacional.

El diseño exterior de la Clase T es totalmente nuevo para la marca, con proporciones equilibradas para un modelo de este tipo y sin grandes complejidades en sus superficies.

El frontal muestra la clásica parrilla de Mercedes, con la estrella de gran tamaño incluida y tres gruesas barras horizontales. Los grupos ópticos están separados de la parrilla, pero penetran ligeramente hacia los costados; por supuesto que cuentan con tecnología LED, incluyendo en las versiones tope de gama los High Performance LED. 

La silueta es propia de un comercial de este tipo, aunque en este caso tenemos una cintura alta y una amplia superficie de cristal. Hay algo de musculatura, especialmente en las ruedas delanteras, que se ven algo pequeñas por emplear rines de 16 pulgadas, aunque hay opción de 17". En la zaga destacan grupos ópticos pequeños y en formato vertical, así como molduras cromadas que le dan un toque especial. 

Mercedes indica que tendrá 10 colores exteriores disponibles, con tres líneas de equipamiento: Base, Style y Progressive.

Puertas adentro se aprecia un diseño conocido en la marca, con un habitáculo muy espacioso, que permite disponer de cinco o siete plazas, dependiendo de la configuración. 

El tapizado se mueve entre tela Norwich negra con costuras en contraste, cuero, microfibra y símil de cuero. También cuenta con iluminación ambiental.

Al centro se incorpora una pantalla táctil de 7 pulgadas flotante, con conectividad a Android Auto, Apple CarPlay y numerosos servicios digitales en línea. El cuadro de instrumentos es mixto, con una pantalla color de 5,5 pulgadas. Cuenta con aire acondicionado, volante multifunción con botones Touch Control, freno de estacionamiento eléctrico, vidrios eléctricos, sensor de lluvia, encendido automático de luces y sistema keyless con botón de encendido.

Las versiones más completas agregan ADAS, como asistente de frenado activo, detector activo de cambio de carril, control de ángulo muerto, asistente de velocidad máxima autorizada, asistente activo de dirección y asistente activo de distancia, además de tecnologías como sistema de arranque en pendiente, asistente para viento lateral y asistente de atención del conductor.

Los motores de la Clase T

La nueva Clase T llegará con una variada oferta de motorizaciones. Habrá un motor turbodiésel de cuatro cilindros y 1,5 litros, que se ofrecerá con 95 y 116 hp (T 160D y T 180D), y un motor a gasolina de cuatro cilindros y 1,3 litros, con 102 y 131 hp (T 160 y T 180).

Todos ellos se asocian a una caja de cambios manual de seis velocidades o una transmisión automática de doble embrague y siete relaciones. La tracción es solo delantera.

En un futuro próximo, Mercedes ofrecerá una alternativa 100% eléctrica llamada Mercedes EQT, que por ahora sigue en fase de desarrollo.

Marcelo Palomino recomienda

Cuentanos que opinas