logo autocosmos Vende tu carro
Test drive

Prueba de manejo Renault Captur turbo, con mucho más dinamismo

Optimizada en diseño, equipamiento a bordo y con más poderío, la camioneta del rombo escala su oferta en el país.

Prueba de manejo Renault Captur turbo, con mucho más dinamismo

En el mundo, y Colombia no es la excepción, los SUV y crossover familiares ganan favoritismo entre los usuarios. En el caso local, en el último semestre del 2021, las camionetas familiares superaron en ventas a los automóviles durante cinco meses consecutivos; de hecho, en el balance final del año, los autos ganaron a los SUV por apenas 2.985 unidades.

Es muy probable que, de no ser el tema de la disponibilidad de inventarios que padecemos actualmente en Colombia, dicha tendencia se mantuviese en lo corrido del 2022. Como sea, otro argumento contundente para considerar a los SUV como el segmento más dinámico y con mayor potencial en el mercado actual colombiano, es que el año pasado el modelo más vendido en el país fue la Mazda CX-30.

La llegada del crossover japonés al primer lugar en ventas desvirtúa el supuesto de que el modelo más vendido en Colombia “debía pertenecer al grupo de los más económicos”, que suelen ser los subcompactos o los sedanes de entrada; por lo menos eso es los que revelan las estadísticas del sector automotor en la última década.

Con ese nuevo panorama en mente, todos los fabricantes afinan la oferta local de sus portafolios SUV y crossover. En el caso de Renault, hace justo un año que se renovó con acierto la Duster, icónica camioneta que se produce localmente, y estaba pendiente hacer lo propio con la Captur, modelo que se convierte en el escalón intermedio entre sus hermanas Duster y Koleos.

En el artículo de lanzamiento local del producto les comentamos las principales novedades que trae el facelift de la Captur, así que ahora nos vamos de lleno a contarles la impresión que nos dejó la prueba de manejo que hicimos en Cartagena a la versión Intens (gracias a la gentil colaboración de los amigos de Juanautos), que se suma a la Zen (única que mantiene el tradicional motor 1,6 litros) y la tope de gama (Iconic).

Nueva Renault Captur turbo: diseño

Al igual que sucedió con la Duster, los vientos de renovación no fueron drásticos con el diseño de la nueva Captur, que en esta actualización estrena una parrilla más ancha, con detalles negros y cromados que resultan más elocuentes y enmarcan los faros antinibiebla LED, que ahora ofrecen la función cornering, para orientarse según el giro del volante.

La vista lateral revela el vistoso embellecedor cromado que decora la parte baja de las puertas y que se convierte en uno de los elementos característicos de este modelo. Otro detalle: los rines de todas las versiones son de aluminio, de 17” y tienen un diseño muy similar; en este caso, son bitono y combinan a la perfección con el techo negro. Un detalle al respecto, es que las películas de protección solar oscuras (como las que se suelen usar en la zona Caribe) son un complemento muy acertado para darle una imagen más radical a este modelo.

Nueva Renault Captur turbo: interior

En la cabina de la nueva Captur también hay cambios interesantes. Lo más significativo es el uso de nuevos materiales y de tacto más suave en la parte alta de la consola. Acá debemos anotar que nos parece un tanto excesivo el empleo de piano black, pues está presente en el marco de la pantalla táctil y los controles del clima, en las agarraderas de las puertas, en el contorno de los parlantes y en un inserto que recorre transversalmente la parte media de la consola; sin duda, la idea es aportar más refinamiento al conjunto; y puede que lo haga, pero es un material muy delicado que suele rayarse con facilidad.

Con respecto a los asientos, esta versión incluye cojinería en tela de tacto firme y con insertos en cuero sintético (TEP); acá vale destacar su diseño, comodidad y que resultan favorablemente envolventes, pero les hace falta algo más de soporte lumbar. Si se quiere tapicería 100% en TEP es necesario escalar a la versión Iconic.

Otros detalles menos perceptibles al interior implican un diseño más estilizado del volante multifunción forrado en cuero y se eliminó el compartimento superior que estaba en la parte alta de la consola, arriba de la pantalla táctil; además, toda el área de la columna central se renovó. De igual forma, tenemos nuevos botones para la climatización automática y el encendido del motor, así como un espacio generoso para colocar un celular, acompañado de una toma de corriente de 12 voltios.

También aparece una pieza forrada en cuero que separa la palanca de velocidades, para que el acompañante no invada esta área con las piernas. Ahora, en medio de los asientos delanteros se dispone de un portavasos, así como de un espacio para colocar la tarjeta/llave y, lo mejor, un renovado apoyabrazos abatible, que oculta un compartimento para guardar objetos pequeños.

Otro punto a favor de la nueva Captur es que su baúl ofrece 437 litros de capacidad, lo que supone 37 litros más que la versión anterior; vale precisar que la llanta de repuesto se ubica en la parte inferior externa del vehículo, para maximizar la capacidad del área de carga.

Entre los recursos a bordo de la Captur Intens destacamos la presencia de seis parlantes, regulador y limitador de velocidad, sensores de lluvia y de luces, así como del sistema de infoentretenimiento Easy Link, con pantalla táctil de 8”. Acá se alaba lo amigable, sencilla y vistosa que resulta la interfaz, que permite replicar la pantalla del celular y es compatible con Android Auto y Apple CarPlay; el único reparo es que la conectividad no es inalámbrica y ello implica ocupar el único puerto USB disponible adelante, lo curioso es que en la zona trasera hay otros dos puertos a disposición.

Nueva Renault Captur turbo: motor y seguridad

Sin duda, la principal novedad en las versiones Intens e Iconic de esta nueva camioneta de Renault es la incorporación del nuevo motor turbo TCe de 1.333 cc que ya conocemos en la Duster. Vale recordar que esta planta motriz es el resultado de un trabajo conjunto entre la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi y Mercedes Benz; se trata de un propulsor muy competente que, en palabras de la marca, ofrece “un alto torque a bajas revoluciones del motor y un bajo consumo de combustible”. Estos son algunos detalles que caracterizan a este impulsor, que por su relación de compresión (10,5:1) no requiere el uso de gasolina Extra:

  • Ofrece una potencia máxima de 154 hp y un supertorque de 250 Nm a 1.800 rpm.
  • Gracias a la gestión del turbocompresor, el motor gana en agilidad para responder mejor a las variaciones de presión en el ciclo de admisión.
  • Cuenta con control de válvula de doble eje, lo que garantiza mejor rendimiento y menor consumo en cualquier régimen.
  • Dispone de la tecnología Diamond-Light Carbon (DLC), que se aplica en la Fórmula 1 para reducir la fricción del motor.
  • Sus cilindros tienen tratamiento Bore Spray Coating (BSC), que reemplaza las tradicionales camisas de cilindros por un revestimiento delgado de baja fricción, hecho de acero de alta resistencia, con lo que se mejora la estabilidad de la combustión y se reduce efectivamente la fricción entre el pistón y el cilindro. Es una tecnología que utiliza el Nissan GT-R.

La mecánica de la Renault Captur turbo, que se complementa con una transmisión CVT X-Tronic de ocho velocidades y con opción de modo secuencial, se promociona como una de las de mejor torque de su categoría; en verdad, lo es, si comparamos algunas cifras de sus competidores: Chevrolet Tracker Turbo (motor 1,2 L de 190 Nm), Volkswagen T-Cross (motor 1,0 L de 200 Nm) o Peugeot 2088 (motor 1,2 L de 230 Nm).

En cuanto a seguridad, la camioneta mediana de Renault incluye, entre otros: cuatro airbags, frenos ABS con EBD, regulador y limitador de velocidad, control de estabilidad y control de tracción. Aquí sí nos quedaron pendientes las asistencias avanzadas a la conducción, que brillan por su ausencia.

Nueva Renault Captur turbo: desempeño

Consideremos algo, la Captur Zen, con su motor 1,6 L de 114 hp y 153 Nm, ofrece una relación peso/potencia de 11,6 kilos por cada caballo, mientras que la misma relación en su hermana Intens es de 8,87 kg/hp; bueno, aquí las cifras escuetas muestran ya un escalamiento dinámico diferencial con el nuevo propulsor. Ahora bien, la Captur también sale favorecida al analizar dicha relación en sus competidores: Tracker (9,57 kg/hp), T-Cross (10,98 kg/hp) y 2008 (8,96 kg/hp).

De entrada, es muy destacada la gestión del motor TCe (Turbo Control efficiency), cuya gran virtud es que hace la entrega del torque máximo desde muy bajas revoluciones (1.800 rpm) y con la ventaja de que prácticamente no hay letargo cuando interviene (por lo menos no se percibe) y por ello la aceleración tiene muy buena respuesta. Acá vale aclarar que tampoco se puede pedir el desempeño de un deportivo, pero sí ofrece el compromiso que requiere una camioneta familiar en la cotidianidad.

Con su nuevo motor, la Captur se siente ágil y se desplaza con mucha facilidad en carretera; si bien le toma algo de tiempo desarrollar velocidades superiores a los tres dígitos, cuando lo logra planea a placer e incluso quedan arrestos para hacer adelantamientos con total confianza o para superar sin problemas los tramos en pendiente; es en el rango entre 2.000 y 3.500 giros que el motor se siente más cómodo.

La transmisión de tipo CVT hace un trabajo aplicado y silencioso, particularmente cuando se requiere contener el ímpetu del motor al reducir la marcha; sin embargo, no es igual cuando se intenta hacerlo progresar en modo manual; de hecho, el conductor percibe que así es poco efectivo ser demandante con el acelerador. En definitiva, en este modelo se disfruta más la marcha (y se consume mucho menos combustible) al circular en Drive.

Los esquemas de dirección y de suspensión brillan en esta camioneta. La primera tiene asistencia eléctrica y su respuesta está muy bien afinada, al ser muy comunicativa y permitir “leer” lo que transmite el trazado. Por el lado de la suspensión, recordemos que la Captur se vale de la misma plataforma de la Duster, ello hace que esté muy bien plantada y sea lo suficientemente alta para superar cualquier bache urbano; de hecho, tiene muchos argumentos para enfrentar sin problemas el escarpado de mediana exigencia.

En todo caso, si bien la comodidad de marcha es refinada y se favorece por el excelente ajuste interior y el buen nivel de insonorización, al igual que su hermana Duster, al rodar por encima de los 120 km/h se percibe una sutil sensación de balanceo.

Renault refresca con acierto la propuesta de la Captur y aplicó las mejoras que se debían para hacerla más atractiva y competitiva. Es una camioneta atractiva, cómoda, bien dotada y ahora con un desempeño que se destaca dentro de su parcela. Con este modelo, Renault confirma que no solo quiere mantenerse como líder del mercado, sino que además quiere desbancar del lugar de privilegio a la Mazda CX-30.

Elkin Chávez recomienda

Cuentanos que opinas