logo autocosmos Vende tu carro
Novedades

Elisa se queda con el último Lotus Elise

Elisa Artioli, nieta de Romano Artioli, fue quien inspiró el nombre del afamado biplaza de Lotus. Como parte de una promesa, ella recibe la última unidad en producción.

Elisa se queda con el último Lotus Elise

Romano Artioli fue un destacado empresario italiano, quien estuvo ligado a los autos debido a que representó distintas marcas; tuvo un importante concesionario de Ferrari y también fue importador de autos japoneses. Sus amistades en Lamborghini (incluyendo al mismo Ferruccio) lo convencieron para embarcarse en un proyecto muy especial, que culminó con traer de regreso a Bugatti.

Fue bajo su liderazgo que nació el EB110 y si no fuese por Artioli, Volkswagen nunca hubiese comprado la marca y no existirían ni el Veyron ni el Chiron. Claro, él puso a Bugatti de nuevo en el mapa de los superdeportivos, pero la empresa no logró sostenerse.

Por esa misma época, Artioli se hizo cargo de Lotus (al comprarla a General Motors), donde vio nacer uno de los deportivos más afamados de la marca y, por supuesto, del mundo automotor, como es el Elise.

El deportivo de Lotus debe su nombre a la nieta del empresario, Elisa Artioli, quien apareció en público, sentada dentro del primer prototipo del Elise. A los cuatro años, a Elisa le regalaron su primer auto, un Lotus Elise S1 de color plateado. Elisa sigue actualmente muy ligada al mundo de los autos y al de Lotus; es una fanática total, pero lo que más encanta de ella es su bajo perfil y su sencillez.

En su cuenta de Instagram @IAmLotusElise (en la que hace referencia a que el auto tiene su nombre) donde cuenta todas sus historias. Con su auto, el mismo que le regalaron de niña (y que conserva tal como salió de fábrica), participa en distintos clubes y reuniones. Ella misma atiende su auto y es muy cercana a la marca, al margen de que hoy Lotus es propiedad de Geely.

Elisa, hace varios años, supo que el Elise, así como el Evora y el Exige, dejaría de producirse en algún momento, por lo que rápidamente negoció el favor de hacerse con la última unidad producida, gesto que aprobó la marca y que por estos días se hizo realidad. Podemos decir que la historia del Elise orbita alrededor de Elisa desde sus inicios y ahora se cierra un círculo.

¿Cómo es el auto de Elisa?

Elisa contó en sus historias que se trata de un Elise Sport 240 Final Edition, en color Championship Gold y con apliques del mismo color en el interior, todo los escogió ella. Además, le pareció bonito tener una dupla metalizada: plateado y dorado. Como buena fanática de los autos, este Elise también tiene nombre propio: "Sunshine".

Esta unidad se impulsa con un motor Toyota 1,8 litros supercargado con 237 hp. Alcanza los 100 km/h en menos de 4,5 segundos y tiene una velocidad máxima de 237 km/h. Obviamente, los Elise no son autos para andar fuerte en línea recta, sino que agradecen transitar rápido en circuitos y vías con muchas curvas.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas