logo autocosmos Vende tu carro
Industria

China elimina la obligación de asociación entre marcas extranjeras y locales

Eliminar dicho requisito para acceder al mercado más grande del mundo, supone un cambio radical en las estrategias de marcas más consolidadas.

China elimina la obligación de asociación entre marcas extranjeras y locales

Los chinos son pillos y si han logrado avanzar tanto en el mundo automotor es precisamente por la ley que obliga a que todos los fabricantes de automóviles que quieran establecerse en dicha nación, tengan que asociarse en forma obligatoria y paritaria con algún fabricante local. Desde 1994 no hay otra alternativa, pero como el apetito por entrar a China es más grande, todas las marcas importantes accedieron a participar en distintas alianzas, y no solo con una, sino a veces hasta con dos fabricantes.

Así, las marcas consolidadas ganan producción a escala y ventas en el mercado más grande, aprovechando a la vez para aprender un poco de electromovilidad y tecnologías en las que los chinos son buenos. Por el otro lado, los orientales asimilan aceleradamente toda la experiencia de años de historia automotriz en cuanto a calidad, materiales, diseño, construcción de marca, mercadeo en mercados internacionales, etc.

Una alianza muy provechosa fue la de SAIC con GM, porque ahora GM puede contar con modelos más asequibles para mercados emergentes, como el Chevrolet Groove, que no es otra cosa que un Baojun 510

La mayoría de alianzas han sido buenas y provechosas, al punto que hoy las marcas chinas más importantes están muy maduras, mientras que otras, por su capital, les salvaron el pellejo a otras de mayor linaje, pero que tenían un oscuro panorama. Parece una sinergia muy productiva.

Pero esto ya no será así, según lo declara el Ministerio de Comercio de China en un reporte de nuestros colegas de Quatro Rodas. A partir del primer día del 2022, la ley desaparece y las marcas podrán instalarse por sí solas en el país.

Para algunos fabricantes esto puede ser beneficioso porque no tendrán que compartir más sus secretos. Un ejemplo es Mercedes-Benz, que recientemente bajó su participación en la alianza que tienen con BYD en la marca Denza. Sin embargo, para otros fabricantes, quizás el beneficio sea mayor en cuanto a la economía de escala.

Volvo le debe mucho a Geely. Hoy los suecos son uno solo con la marca china y así lograron seguir liderando en seguridad. El S90, buque insignia de la marca, actualmente se fabrica en China.

Pero, ¿esto no tiene que ver con mejorar la calidad de los autos?

Por supuesto que no. En una economía como la de China, la decisión original se generó como una medida de protección que favorece a las fábricas automotrices locales, para que no fuesen devoradas por los modelos extranjeros y también para que parte de las ganancias quedaran en el país. Esto también aligera la carga estatal de los fabricantes más grandes de China, donde el gobierno aún tiene participación económica, como SAIC, FAW, BAIC, Changan o Dongfeng; precisamente, son las marcas que tienen alianzas con los fabricantes más importantes del exterior, incluyendo Honda, Volkswagen o General Motors.

¿Quiénes se independizarán? ¿Quiénes permanecerán con sus aliados orientales? Eso estará por verse a partir del próximo año.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas