logo autocosmos Vende tu carro
Tuning

¿Comprarías este particular Ferrari que cuesta solo 10.000 dólares?

Aparte de ser muy asequible, este vehículo esconde varias sorpresas.

¿Comprarías este particular Ferrari que cuesta solo 10.000 dólares?

¿Un Ferrari que cuesta 10.000 dólares? Hum, ¿cierto que hay algo sospechoso? Como decía mi abuelita: “cuídate de esas ofertas que parecen extrañamente buenas”. La máxima aplica para el protagonista de nuestra nota.

El vehículo en cuestión lo denominan “Ferraro”, y si eres amante y apasionado de la historia de los productos de Maranello, no encontrarás parecido con ningún modelo del extenso portafolio de la marca del Cavallino Rampante. Sucede que se trata de un cupé que no es un Ferrari 100% auténtico, por más que el tono rojo y los logos de su carrocería quieran sugerir eso.

Analicemos en detalle este deportivo que parece ser una cosa, pero termina siendo otra; de hecho, incluye desarrollos de marcas cuyas propuestas son bien diferentes a las de Ferrari.

Ferraro: características principales

En honor a la verdad, de Ferrari, este modelo solo lleva el rojo y los logos, nada más. Es cierto que cuenta con líneas que se asemejan a íconos de la marca italiana, pero en términos mecánicos y de equipamiento no hay ningún elemento procedente de Maranello ni mucho menos.

El trabajo de personalización lo realizó el preparador estadounidense K1 Evoluzione, y se hizo sobre un Chevrolet Camaro modelo 85. En cuanto al exterior, además de emular el rojo característico, recibió varios cambios que procuraron acercarlo visualmente a modelos históricos de Ferrari:

  • Frontal y parte trasera con líneas de diseño del 550 Maranello
  • Laterales con tomas de aire y líneas de diseño del Testarossa
  • Rines con diseño similar a los utilizados por el F40

Con respecto al interior, si bien llama la atención un logo de Ferrari ubicado en el centro del volante, lo cierto es que de la casa italiana no hay nada. Por ejemplo, el panel de instrumentos es el original del Camaro (Intellitronix) y los asientos fueron tomados de un Ford Firebird 2000.

Ferraro: mecánica

A esta altura, si decimos que se trata de un Ferrari con motor Chevrolet estamos mintiendo, así que hablemos con propiedad: este particular vehículo, que aparenta ser una máquina italiana, cuenta con un propulsor Chevrolet V8 5,7 litros, que a su vez trabaja junto a una transmisión automática 700R4. Tanto la potencia como el torque del motor no fueron develados.

El Ferraro fue puesto a la venta en el reconocido sitio eBay. Si bien el odómetro marca más de 14.000 kilómetros, el propio vendedor se encargó de señalar que en realidad recorrió más de 160.000 kilómetros. De todas maneras, aseguró que su estado general es bueno.

Si tuvieras dinero y te ofrecieran este vehículo, ¿lo comprarías?

Juan Manuel Cardozo recomienda

Cuentanos que opinas