logo autocosmos Vende tu carro
Tecnología

DS quiere eliminar los frenos convencionales en sus futuros autos eléctricos

La idea es desarrollar un sistema de frenado regenerativo tan potente que permita reemplazar el esquema tradicional que conocemos.

DS quiere eliminar los frenos convencionales en sus futuros autos eléctricos

Una tecnología que no ha tenido mayores cambios en su principio de funcionamiento son los frenos, pero con la llegada de los autos eléctricos (EV), la situación cambia un poco, puesto que estos cuentan con sistemas de regeneración, que suponen una variación a la hora de desacelerar.

Actualmente, el sistema de frenado regenerativo es un complemento de los frenos de fricción, lo que obviamente ayuda a que estos se desgasten menos y que solo participen cuando realmente se necesitan. Muestra de ello son los modos de regeneración más agresivos que tienen los autos eléctricos modernos, sistema que nos permite manejar con solo un pedal: acelero y el auto rueda, suelto el pedal y el auto desacelera rápidamente hasta detenerse. Es decir, que perfectamente se podría generar una fuerza incluso mayor en caso de tener que incurrir en una detención más agresiva.

Esta idea la estudia DS Automobiles, quienes desarrollaron el DS E-Tense Performance con un sistema doble, donde los frenos de fricción justamente se instalan como un elemento de emergencia, mientras que lo normal es que el auto se detenga gracias al sistema regenerativo. Esta es exactamente la misma tecnología que veremos en los próximos monoplazas de la Fórmula E, donde también hay un segundo beneficio: un sistema de frenado regenerativo agresivo podría alimentar rápidamente un porcentaje de las baterías.

Los nuevos autos de la categoría eléctrica cuentan con dos motores, que sumados brindan 600 kW de potencia. El motor frontal eso sí, solo hará labores regenerativas, lo que le permitirá al monoplaza Gen 3 regenerar hasta 40% de su carga solamente con los frenos.

El DS E-Tense Performance tiene exactamente el mismo tren motriz de 600 kW, equivalente a 815 hp de potencia y un torque máximo de 8.000 Nm, que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en apenas dos segundos. Con un sistema de recarga de 350 kW, se puede completar una carga al 100% en solo cinco minutos.

Beatrice Foucher, CEO de DS Automobiles, señala al respecto: “El frenado regenerativo es una forma muy poderosa no solo de reducir la velocidad del vehículo, sino también de ayudar a mejorar el rendimiento de la batería. El DS E-Tense Performance lleva la tecnología a un nuevo nivel, con frenado regenerativo utilizado únicamente para reducir la velocidad del vehículo”.

Esto del frenado regenerativo es un campo muy interesante, puesto que, hasta ahora, el foco tecnológico de la Fórmula E solo se había puesto en la potencia de las baterías, su gestión térmica y la administración de energía. Es bueno ver que DS aprende muchos trucos de esta categoría junto al DS Techeetah, uno de los equipos más importantes y ganador del campeonato de constructores en dos años consecutivos.

Jorge Beher recomienda

Cuentanos que opinas