logo autocosmos Vende tu carro
Test drive

Volvo XC40 Pure Electric 2022 a prueba, la mejor energía sueca

El primer vehículo cero emisiones de Volvo se destaca por su desempeño y por ofrecer un completo arsenal de recursos a bordo.

Volvo XC40 Pure Electric 2022 a prueba, la mejor energía sueca

Así como hace algún tiempo se asociaba a Volvo exclusivamente con el ítem de seguridad, la marca sueca cada vez hace más méritos para considerarse como abanderada de la movilidad sustentable y sin emisiones: tiene como meta reducir en 40% las emisiones de CO2 de todos sus vehículos antes de 2025, también anunció que no utilizará cuero de origen animal en sus autos, además sería el primer fabricante en emplear acero “ecológico” y lidera una propuesta para exigir que a partir de 2035 se prohíba la venta de automóviles con motores de combustión interna en Europa.

En cuanto al panorama local, la marca sueca que compite en el segmento premium tuvo un 2021 inolvidable. Aunque figure en el puesto #25 en el listado de las marcas que más productos nuevos matricularon en Colombia, la verdad es que el año pasado Volvo Cars registró el mejor año en ventas en toda su historia en el país: reportó 1.050 vehículos nuevos, lo que supone un aumento del 19,5% en comparación con 2019, que era el mejor año comercial del fabricante hasta el momento.

En ese buen panorama fue que llegó al país, a finales del año pasado, el XC40 Recharge Pure Electric; precisamente, las ventas de este modelo contribuyeron a que Volvo se quedara en 2021 con 45,8% del volumen total en esta categoría, un aumento de más del 525% en comparación con 2020.

Volvo XC40 Pure Electric, diseño y dimensiones

Pese a que estéticamente se podría denominar gemelo con su hermano XC40 de combustión, la verdad es que el comportamiento dinámico de ambos modelos es muy diferente y en el caso de esta versión eléctrica, tiene una personalidad muy particular. Sin embargo, empecemos primero a reseñar los sutiles detalles estéticos que marcan esa diferencia con su hermano.

En este aspecto, el rasgo de diseño que más los diferencia es la parrilla, que se reemplaza con un panel del color de la carrocería, donde se encuentra el tradicional logo de la marca. La caracterización estética continúa con el texto “Recharge” adosado en el paral posterior y con un pequeño emblema en la compuerta del baúl trasero.

A lo anterior habría que añadir que, en lo que se supone sería la tapa del depósito de combustible, ahora se acomoda el puerto de recarga, que, por cierto, cuenta con un indicador visual cuando se está conectado. Por lo demás, esta unidad 100% eléctrica luce tan discretamente vistosa, como su hermana de gasolina; siendo esto una de sus grandes fortalezas, pues no alardea de lujos ni refinamientos superfluos.

En todo caso se cuenta con recursos como barras de techo piano black, techo solar eléctrico y panorámico, faros full LED con autonivelación y función antideslumbrante, retrovisores eléctricos con desempañador, memoria y atenuación automática, así como rines de aluminio de 20”, que se calzan adelante con llantas 235/45 y 255/40 atrás.

Dimensiones

  • Largo: 4.425 mm
  • Ancho: 1.863 mm
  • Alto: 1.647 mm
  • Distancia entre ejes: 2.702 mm
  • Trocha delantera: 1.601 mm
  • Trocha trasera: 1.626 mm
  • Distancia de despeje: 176 mm

Volvo XC40 Pure Electric, interior y equipamiento

En el habitáculo se sigue el mismo patrón que en la parte externa, puesto que casi todo se conserva igual, con respeto al modelo de combustión. Muchos dirán que el diseño escandinavo no es el más exuberante, pero, en honor a la verdad, consideramos esto como un atributo. Acá se apuesta por la sencillez y la limpieza de los trazos, lo que se complementa con materiales y ensambles del mejor gusto.

El fabricante quiere que el XC40 Recharge Pure Electric no solo sea amigable con el medio ambiente, al no producir emisiones, sino que también se tuvo cuidado para que en su fabricación se emplearan materiales sustentables, como lo evidencia la alfombra interior, elaborada por completo de plástico reciclado.

Un detalle curioso que se advierte al querer encender el vehículo es la ausencia del botón de encendido tradicional. Creemos que es una solución que se podría imponer en los próximos autos eléctricos, pues basta solo con mantener o dejar cerca la llave del auto para validar el encendido; el conductor solo se acomoda, pisa el freno y acciona la palanca en Drive o reversa para mover el vehículo.

Si no estás acostumbrado al minimalismo sueco, puede que te resulte demasiado “limpio” el tablero, el cual lo atraviesa y decora una vistosa cinta texturizada, flanqueada a su vez por dos salidas aire verticales, típica impronta del fabrica. Por lo demás, fluidez, suavidad y funcionalidad, son las virtudes que se perciben a bordo de esta camioneta eléctrica.

El refinamiento lo aportan la calidad de los materiales, la delicadeza de los acabados, los apliques en piano black (un tanto excesivos, para nuestro gusto, porque suelen rayarse con facilidad) y los acentos cromados. También se destaca la comodidad de los asientos, tapizados en combinación cuero/nubuck y decorados con costuras de contraste.

En la cabina, el punto de atención lo acapara la pantalla central táctil de nueve pulgadas, que supone un gran escalamiento tecnológico, pues estamos frente al primer auto en utilizar el sistema de infoentretenimiento Android Automotive OS de Google. Esto supone contar con una completa suite de servicios digitales a bordo, como el asistente virtual de Google, Google Maps y Google Play Store, este último, por ejemplo, permite instalar aplicaciones como Spotify directamente en el sistema del auto. De igual forma, esta camioneta tiene la posibilidad de recibir actualizaciones automáticas inalámbricas; es decir, tal como se hace con un celular inteligente.

Otros recursos a bordo de esta elegante camioneta eléctrica son:

  • Aire acondicionado digital dual
  • Sistema de calidad del aire multiactivo
  • Cuadro de instrumentos digital de 12,3" personalizable
  • Llave con mando a distancia integrado y función de memoria
  • Asistencia al arranque en pendiente
  • Asistente de descenso empinado
  • Cámara 360°
  • Control de crucero adaptativo
  • Computador de a bordo
  • Pilot Assist
  • Sensor de lluvia
  • Cargador inalámbrico de smartphone
  • Sistema de audio Harman Kardon, con 13 parlantes y subwoofer

Volvo XC40 Pure Electric, motor y seguridad

Hablar de seguridad en cualquier Volvo implica reseñar un detallado listado de recursos y asistencias a bordo, lo que lógicamente también aplica para este modelo eléctrico. Acá hablamos de una muy buena dotación, que incluye, entre otros: siete airbags, limitador de velocidad (180 km/h), frenos ABS y el Sistema de Información Inteligente (IDIS), el cual, por calibra el nivel de trabajo al volante que tiene el conductor, para decidir si puede recibir una llamada o mensaje.

Esta camioneta eléctrica está dotada con tecnologías de primer nivel, que, como en todo modelo de la marca sueca, elevan la confianza del conductor y permiten una experiencia de manejo más tranquila y segura. Es el caso del sistema de frenado automático (City Safety), el cual reconoce a peatones, ciclistas y animales grandes, por lo que puede frenar e incluso reorienta la dirección para evitar o minimizar una colisión. En el rubro de asistencias a la conducción y seguridad también encontramos:

  • Sistema de alerta al conductor
  • Sistema de alerta de puntos ciegos (BLIS), con alerta de tráfico cruzado
  • Sistema de aviso de cambio de carril (LKA), con asistente de dirección
  • Sistema de protección contra impactos laterales
  • Sistema de protección de la columna cervical
  • Sistema de protección contra la salida de la carretera

Con respecto al sistema de propulsión, el XC40 Pure Electric cuenta con tracción AWD, puesto que se impulsa por dos motores eléctricos; uno en cada en eje. El delantero es más pequeño que uno convencional, por lo que, ante la ausencia de un propulsor a combustión, en el vano del motor se acomodó un práctico espacio de carga. Eso sí, Volvo reforzó dicha área para mantener una elevada absorción de impactos. En cuanto al propulsor trasero, este incluso forma parte de la estructura vehicular; obviamente otro argumento que favorece la seguridad.

La potencia máxima y conjunta de los propulsores de este SUV eléctrico suma 300kW, que equivalen a 408 caballos; ahora bien, con un peso nada despreciable de 2.118 kilos, tenemos entonces una muy favorable relación peso/potencia de 5,19 kilos por cada caballo. Lo anterior explica en parte el buen desempeño dinámico de esta camioneta; si bien en nuestra prueba nunca logramos los 4,9 segundos que promete la marca al acelerar de 0 a 100 km/h, el poderío y la capacidad son perceptibles en todo momento.

Durante nuestra ruta pudimos constatar su enorme capacidad de aceleración. Si aceleras a fondo desde la inercia total, observarás como el testigo del control de estabilidad trabaja y hace todo lo posible para dosificar los 660 Nm de torque. Lo realmente interesante es percibir la forma en la que gana velocidad de forma progresiva y contundente, vale decir que es capaz de humillar a muchos deportivos.

En síntesis, su desempeño es supremo, no solo por la contundente entrega de potencia, sino también por el buen equilibrio del chasis, que incluso permite tomar curvas cerradas al mejor ritmo de un deportivo. La acertada receta 100% eléctrica de Volvo se complementa con recursos muy interesantes, como el One Pedal Drive, que, si bien obliga al conductor a cambiar el chip sobre la forma de acelerar, optimiza la regeneración de energía y con ello se tiene una autonomía que supera los 400 kilómetros.

Elkin Chávez y Esaú Ponce recomienda

Cuentanos que opinas