logo autocosmos Vende tu carro
Test drive

Prueba de manejo al Peugeot 3008, felino que gana puntos

La marca del león quiere aprovechar el buen momento del segmento SUV y se juega una carta ganadora en diseño, equipamiento, agilidad y maniobrabilidad.

Prueba de manejo al Peugeot 3008, felino que gana puntos

El Peugeot 3008 se puede considerar uno de los modelos más exitosos del fabricante francés, pues se han comercializado más de 800.000 unidades desde el lanzamiento de su segunda generación, en el 2016, con lo que se posiciona como uno de los SUV medianos más vendidos en el continente europeo.

Como lo reseñamos en su momento, la marca| francesa actualizó el Car of the Year 2017 con un renovado diseño integral, con más tecnología y nuevas opciones mecánicas, a la vez que asume buena parte de la nueva identidad visual que debutara en el 2008, modelo que ya tuvimos oportunidad de probar hace algunos meses.

Considerando lo animado que se ha vuelto el segmento en el que compite esta camioneta familiar en el mercado local, es más que oportuno el acertado remozamiento de mitad de vida que le llegó en septiembre del año pasado al atractivo 3008.

En todo caso, de acuerdo con el reporte de Fenalco-Andi sobre las cifras de SUV matriculados en Colombia en febrero pasado, el vistoso 3008 no la tiene fácil contra sus rivales, pues Mazda CX-5 ocupó el segundo lugar de preferencias, Toyota RAV4 alcanzó el cuarto puesto y Nissan Qashqai estaba en el 14°, mientras el SUV mediano francés quedó en el lugar 18; justo por eso, los aires de renovación juegan a su favor.

Peugeot 3008: diseño y dimensiones

Definitivamente, el remozamiento del frontal es el que se roba el protagonismo del nuevo 3008. Si consideramos que un buen restyling supone intentar lograr un cambio radical con apenas algunos ajustes al modelo base, entonces lo hecho en el 3008 es un acierto total. Se logró una evolución impactante al incluir la nueva firma luminosa para las luces de circulación diurna, en LED para las tres versiones disponibles (Active, Allure y GT), que estilizan el "colmillo del León" y replican lo hecho en modelos como los nuevos 208 y 2008.

En el caso de la versión tope de gama, que fue la de la prueba, todas las luces son full LED y se incluye función de iluminación estática de intersección (se alumbra el interior de una curva cuando la velocidad del vehículo es inferior a 40 km/h); así mismo, los faros antiniebla se reemplazan por diodos LED de intensidad reducida.

El detalle estético más vistoso es la adopción de una parrilla frontal sin marco exterior y con aspecto tridimensional, que le aporta más carácter y refinamiento al conjunto; el remate es un nuevo parachoques con falsas entradas de aire laterales enmarcadas en negro brillante. Otro detalle es que el nombre 3008 se ubica ahora sobre el capó.

Mientras la vista lateral del 3008 revela una alta y ascendente línea de cintura, los parales central y posterior en negro resaltan el techo de tipo flotante y bitono (en las versiones Allure y GT), enmarcado por un marco plateado, que hace juego con un bocel similar que decora la parte inferior de las puertas. El complemento son unos vistosos rines de aleación de 18 pulgadas (de 17” para el Active).

Por tratarse de un restyling de mitad de vida, no hay cambios en las medidas exteriores e interiores del nuevo 3008, por lo que se mantienen los 4.447 mm de largo, 2.098 mm de ancho (con espejos), 1.624 mm de alto y 2.675 mm entre ejes, con una capacidad de carga de 570 litros. Por ende, resulta 103 mm menos largo, 51 mm menos alto y tiene 25 mm menos de distancia entre ejes frente a la Mazda CX-5.

Peugeot 3008: interior y equipamiento

En realidad, en el habitáculo del nuevo 3008 los cambios son menos impactantes que en el frontal, conservándose ese ambiente moderno y tecnológico que proyecta el i-Cockpit, cuya disposición de controles y ergonomía emula la cabina de un avión; en todo caso, debemos reconocer que nos agrada más el i-Cockpit 3D que se instala en su hermano, el 2008.

Ciertamente, el puesto de conducción es de los mejores en su categoría, desde la versión Allure incluye asiento de conductor con reglaje eléctrico en ocho vías, con memoria, soporte lumbar y calefacción; el conductor también dispone de un deportivo timón multifunción forrado en cuero, de elegantes teclas cromadas (Taggles Switches) que emulan las uñas de la garra felina y de un tablero de instrumentos digital y personalizable de 12,3 pulgadas.

Como novedad se destaca la incorporación de la nueva pantalla de instrumentos digital, táctil y de alta definición de 8” o 10”, según la versión (es de 8” en la versión tope de gama de la CX-5).

Los tapizados en tela se mantienen para las versiones Active y Allure, pero en la GT el cuero se combina acertadamente con Alcántara e incluso hay algunas capas como de gamuza que decoran el tablero y la parte alta de las puertas, con ello y los insertos metalizados se aporta mucho refinamiento al conjunto.

Como en la versión GT predominan las cubiertas en cuero no hay mucho espacio para el área plástica, que sigue siendo un tanto dura, pero que no desentona con el ambiente general. La calidad de ajuste, insonorización y detalle están al nivel de cualquier marca premium.

Todas las versiones cuentan con buenos recursos de conectividad (Apple CarPlay, Mirror Link y Android Auto, de muy sencilla e intuitiva gestión), A/A automático y bizona; hay salida de aire para las plazas traseras, pero esa consola compromete la comodidad de la quinta plaza).

También dispone de cámara de estacionamiento trasera de 180°, sensores de parqueo trasero, encendido por botón, espejo retrovisor electrocromático, sensor de lluvia, control crucero y limitador de velocidad, levas de cambio en el volante, guantera central refrigerada y barras de techo, entre otros.

La versión Allure añade detalles como cargador inalámbrico para celular, cámara de estacionamiento trasera y delantera de 360°, sensores de parqueo delanteros, asistente de parqueo semiautónomo, techo panorámico y corredizo, apertura sin llave, apertura eléctrica del baúl manos libres y espejos exteriores abatibles eléctricamente, con una luz de cortesía en LED que refleja el logo anterior de la marca.

A todo esto, la versión GT se reserva además refinamientos como la conectividad wifi, el sistema de navegación en 3D y los asientos delanteros con función de masajes. Desde el 3008 Allure se destaca también la presencia del Grip Control, que acondiciona la transmisión a las características del terreno (en modos nieve, barro y arena), pero sin que se trate de un sistema de tracción integral; en este caso, se optimiza el torque en las ruedas delanteras para brindar mejores aptitudes al desplazarse en superficies deslizantes.

Peugeot 3008: seguridad y mecánica

No es modesto el nuevo 3008 en su oferta de seguridad a bordo, pues en todas las versiones se dispone de recursos como seis airbags, ABS, asistencia al frenado de emergencia, control electrónico de estabilidad, asistencia antiderrape, asistente de arranque/descenso en pendientes, monitoreo de presión de llantas, anclaje Isofix y sensor de luces automáticas, entre otras.

En el caso de las versiones Allure y GT, estas además incorporan las bondades que ofrecen los Sistemas Avanzados de Asistencia para Conducir (ADAS) que ya estaban presentes en el 3008 anterior: sistema de ayuda al mantenimiento del vehículo en el carril, alerta de ángulos muertos, asistente de luces altas y reconocimiento de señales de límite de velocidad; como novedad, en esta versión 2021 se adiciona la alerta de atención a la conducción.

No hay cambios en la gama de motores térmicos para la versión 2021 del Peugeot 3008, por lo que, en el mercado colombiano, se sigue ofreciendo el veterano bloque de cuatro cilindros de 1,6 litros y con turbo de alta presión (THP), que entrega 165 hp de potencia a 6.000 giros y 240 Nm de torque desde las 1.400 revoluciones. Es un propulsor que demanda el uso de gasolina extra para funcionar convenientemente.

Peugeot 3008: desempeño

El corazón del nuevo león no es tan perceptible al interior del habitáculo, gracias a la buena insonorización de la cabina, lo que favorece el bienestar y la comodidad del viaje. La entrega de torque se obtiene desde muy abajo del tacómetro, pero puede notarse algo de letargo en el accionar del turbo, por lo que es preciso aprender a regular el acelerador para aprovechar la muy buena cuota de torque que ofrece este motor.

Pese a su amplia carrocería y al no despreciable registro en la báscula (1.390 kilos), el nuevo Peugeot 3008 ofrece una muy destacada relación peso/potencia (8,4 kg/hp); esto favorece en mucho la agilidad de este felino en la vía. En su buen rendimiento también contribuye la suave gestión y pronta respuesta de la transmisión tipo Quickshift, que junto con las levas en el timón aportan esa nota de deportividad a la conducción.

El Peugeot 3008 es una de las ofertas más completas que hay en el universo SUV, al sacar notas altas en todos los apartados que el usuario suele evaluar: diseño, comodidad, terminados, equipamiento, seguridad y desempeño mecánico. Es uno de esos vehículos en los que nos sentimos seguros llevando a la familia, nos gusta que nos vean a bordo de él y, además, ofrece una conducción vibrante y entretenida.

Elkin Chávez recomienda

Cuéntanos que opinas