Novedades

Video: Czinger 21C, anticipo de un hypercar impreso en 3D

Con o sin alerta de coronavirus, este pequeño y ambicioso fabricante aspira sorprender en la pasarela de Ginebra.

Video: Czinger 21C, anticipo de un hypercar impreso en 3D

El nombre Czinger no dice mucho, pero después de esta nota, de seguro querrán seguir los pasos de este fabricante, uno más de los varios que han intentado hacerse un nombre en el circuito de los hiperautos, autos de producción limitada, muy exóticos y que apuntan obviamente a ofrecer una experiencia distinta a la que pueden entregar Porsche, Lamborghini, Ferrari, Koenigsegg o Pagani.

 

En principio, el Czinger C21 es el proyecto de Kevin Czinger, un empresario norteamericano que se dio a conocer tiempo atrás por el Divergent Blade, un prototipo que hizo para probar la manufactura de piezas con impresión 3D.

¿A qué apunta Czinger?

Antes de comenzar con Divergent, el empresario quiso experimentar con autos eléctricos, creando la marca Coda. Como le fue mal, apuntó a otro proceso ecológico y que podría ser mucho más beneficioso que la propulsión, que es el método de construcción de un auto. Por tanto, se le ocurrió pensar en la impresión 3D y creó un estilo modular de fabricación, que el mismo compara con los dispositivos Arduino que se usan para inventar circuitos de programación.

El sistema comprende "nodos" de aluminio impresos en 3D, los cuales se acoplan con tubos de fibra de carbono y pueden sustentar estructuras igualmente de fibra. El resultado es muy sólido, fácil de armar y además pesa muchísimo menos que un chasis convencional; de hecho, la estructura principal del Blade pesaba apenas… ¡46 kilos!

Esta filosofía es la que se aplica al C21, un supercar híbrido, con una cabina biplaza en configuración tándem (como un jet) y que pretende revolucionar la fabricación automotriz, aunque, claro, esta declaración la escuchamos al menos una vez al año.

¿Cuánto anda? ¿Qué motor tiene? ¿Aceleración? ¿Precios?

Aún no se filtra nada. Czinger solo nos deja con un video teaser y la invitación a ver el destape en Ginebra, donde sabremos más de este supercar especial y que, como tal, llegaría para competir con los exóticos de Koenigegg o Hennessey.

Introducing Czinger 21C: a hypercar built for the 21st century

Jorge Beher recomienda

Cuéntanos que opinas