Test drive

RAM 1000, prueba de manejo a una pick up deportiva

Su aspecto exterior y el diseño interior, combinan deportividad y comodidad con la versatilidad de una camioneta de platón

RAM 1000, prueba de manejo a una pick up deportiva

La RAM 1000 es catalogada como una SUP (Sport Utility Pick up) y luego de verla y subirse al puesto del conductor, se entiende este concepto, ya que cuenta con características de un SUV, mezcladas con las de una Pick Up, logrando cualidades de tamaño, altura, ergonomía, robustez y confort.

Proveniente de Brasil y basada en la Fiat Toro, que se comercializa en países miembros del Mercosur, este vehículo de doble cabina, 4 puertas y capacidad para 5 ocupantes, fue diseñado sobre la plataforma global Small-Wide, que, gracias a su carácter modular y flexible, incorpora una estructura monocasco reforzada.

Se destaca que en su construcción, más del 85% de materiales nobles como el acero de alta resistencia, durabilidad y capacidad, que logran recibir los impactos en caso de accidente, gracias a las líneas de deformación programadas.

La versión que tuvimos en prueba fue la Big Horn, que cuenta con motor e.TorQ EVO de1.8 L aspirado de 16V a gasolina, que entrega 128 caballos de potencia y 125,68 libras/pie de torque. Este modelo de tracción delantera, viene con caja automática de seis velocidades, que también pueden ser manipuladas manualmente desde la palanca de control de cambios y por levas en el volante.

¿Cómo nos fue al volante?

Esta pick up de diseño refinado es ideal para moverse tanto en ciudad, como en terrenos rurales ya que además de permitir que sus 5 ocupantes viajen confortablemente, cuenta con un platón que permite llevar un volumen considerable de carga, de hasta 650 kilos de peso.

La maniobrabilidad de este modelo es bastante práctica, gracias a sus dimensiones (similares a las de un SUV compacto) y a sistemas como los de dirección electroasistida, suspensión delantera con sistema McPherson y trasera con sistema Multi-Link, los cuales están fijados a la carrocería por apoyos de elementos elásticos, permitiendo aislamiento, insonorización  y confort durante la marcha, en cualquier tipo de terreno.

Gracias a las características de su motor y conjunto mecánico, su comportamiento es bastante ágil tanto en ciudad como en carreta, no desentona ante las exigencias topográficas de las vías que circundan la Sabana de Bogotá, donde encontramos pendientes y terrenos exigentes que fueron superados sin inconvenientes.

Durante los cerca de 400 kilómetros que recorrimos a bordo de la RAM 1000, obtuvimos un consumo promedio de 40 kms por galón, predominando el tránsito por vías urbanas.

Puntos sobresalientes

Además de su atractivo diseño exterior, llama la atención el amplio espacio de la cabina, los materiales utilizados en la misma y la comodidad que permite a los cinco ocupantes viajar con toda comodidad, se destacan, la calidad de los materiales del interior, el sistema de infoentretenimiento, las levas de cambios en el volante y el sistema de apertura del platón que cuenta con dos compuertas, que permiten el acceso a la zona de carga, de forma más práctica y funcional. El platón está forrado con plásticos y una cubierta de fácil retracción, marca Mopar.

El panel de instrumentos que cuenta con control de velocidad crucero, cuadro de instrumentos TFT digital, volante multifunción forrado en cuero y central multimedia con pantalla táctil, que hacen de la conducción una experiencia diferente. 

La RAM 1000 incorpora barras longitudinales en el techo en color negro, llantas de aleación de 16 pulgadas, faros delanteros halógenos, faros antiniebla con función ‘cornering’, luces diurnas de cruce en LED de alta intensidad y sistema DRL (Daytime Running Lights), que refuerzan  su personalidad y garantizan la seguridad de sus pasajeros gracias a su óptima visibilidad en distancia, curvas y terrenos de difícil acceso.

Cuenta además con cámara trasera y sensores, apertura eléctrica de la tapa de la gasolina y espejos retrovisores eléctricos con luces de cortesía y función “tilt down”.

Un punto que se podría mejorar, es el de la visual por la ventanilla trasera de la cabina, la altura del platón la limita un poco y en algunas situaciones no es posible detectar autos o elementos que esten cerca de las puertas del platón. Sin embargo, durante maniobras de parqueo esto no es impedimento, gracias a la camara trasera que se monitoreaen la pantalla táctil.

Conclusión

La RAM 1000 es una excelente alternativa para el segmento de las pick up compactas, sobre todo para quienes buscan tener la comodidad de un SUV, pero también requieren la versatilidad de una camioneta de platón.

Héctor Siza Morales recomienda

Cuéntanos que opinas