Novedades

Intimidades de los camiones de bomberos

Estos poderosos vehículos son unos verdaderos salvavidas.

Intimidades de los camiones de bomberos

Debido a que tienen que llegar a las emergencias en el menor tiempo posible, los camiones de bomberos son muy veloces, si se considera su enorme tamaño y peso.

Con el paso del tiempo, y al igual que en los automóviles, estos vehículos han evolucionado a pasos agigantados con el objetivo de ser más rápidos, estables, seguros y equipados. Actualmente, los camiones de bomberos son construidos con un alto nivel de tecnología, por lo que incluyen chasis de aluminio y marcos galvanizados, para lograr la mayor rigidez posible, además de mejorar la resistencia a la corrosión.

Otra solución que presentan los camiones modernos es un radio de giro más estrecho, para lograr mayor maniobrabilidad. Por supuesto que lograr maniobras más rápidas se traduce en segundos valiosos, que resultan vitales en cada llamada de emergencia.

Pero además de estas innovaciones, así como una cabina muy cómoda y de fácil acceso, y una dotación de herramientas e instrumentos que permitan sofocar incendios, hay algo que es esencial en un camión de bomberos: el motor.

Debido a que son grandes y pesados, pero al mismo tiempo veloces, este tipo de vehículos de emergencia están dotados con motores Diésel con una cilindrada descomunal. Por ejemplo, los clásicos camiones de bomberos hoy en día emplean un bloque Cummins L9.

Este gigantesco motor turbodiésel de seis cilindros y 9,0 litros, es capaz de entregar 450 hp y un fastuoso torque de 172 kg-m desde las 2.200 rpm. Aunque, sobre el papel, la capacidad de aceleración de 0 a 80 km/h se logra en poco más de 20 segundos, puede resultar mucho tiempo, pero si se tiene en cuenta que estos camiones pesan más de 20 toneladas (incluidos los miles de galones de agua y escaleras telescópicas que transportan) pueden considerarse como veloces. Adicional a esa capacidad de arranque, los camiones de bomberos son aptos para rodar a más de 110 km/h.

Considerando el peso y la velocidad que pueden alcanzar es importante dejar suficiente espacio a los camiones de bomberos, puesto que requieren de varios metros para detenerse. Por ejemplo, si viaja a menos de 70 km/h debe tener un margen de seguridad mínimo de cuatro segundos entre el vehículo que lo antecede. Si va a más de 70 km/h, este margen no debe ser inferior a cinco segundos.

Luis Hernández recomienda

Cuéntanos que opinas