Tips y Consejos

Señales que indican la necesidad de alinear y balancear las llantas

Llevando su auto a alineación y balanceo, puede mantener los sistemas de dirección y suspensión en óptimas condiciones.

Señales que indican la necesidad de alinear y balancear las llantas

Huecos, policías acostados, resaltos o circular frecuentemente por vías sin pavimento, pueden causar que los sistemas de suspensión y dirección sufran variaciones en su calibración, lo cual genera que el auto no ruede de forma ideal, generando mayor consumo de combustible, daños en llantas y múltiples piezas que componen estos sistemas.

A continuación, le contamos en que consiste cada procedimiento:

Balanceo

Mediante este trabajo, se empareja el peso en las llantas para que los rines estén todos iguales y giren de manera uniforme, lo cual se logra añadiendo pequeñas piezas de plomo que tienen diferentes pesos y se enganchan al rin en distintas posiciones para homogenizar toda la masa alrededor del eje. En caso de que los rines se encuentren deformes o golpeados, hay que rectificarlos antes del balanceo, para lograr un óptimo trabajo.

El balanceo permite que las llantas giren sin provocar vibraciones en el auto cuando circula a altas velocidades.

Alineación

Este proceso permite revisar la altura de los ejes delantero y trasero con respecto al piso, también se verifica la verticalidad de los planos de las llantas delanteras y que esos planos delanteros coincidan con los traseros.

La alineación ajusta los ángulos de las ruedas, las mantiene perpendiculares al suelo y paralelas entre sí.

¿Cuándo hay que alinear?

Al detectar que las llantas delanteras apuntan en una dirección y las traseras en otra.

Cuando alguna de las llantas presenta patrones de desgaste excesivo o irregular.

Si a la hora de conducir en línea recta, el timón no está centrado.

Cuando el auto tiente a inclinarse hacia un lado mientras conducimos.

Si soltamos el timón y el carro jala para algún lado, en lugar de permanecer recto.

¿Cuándo hay que balancear?

Si detectamos que el timón vibra exageradamente.

Cuando al alcanzar altas velocidades se sienten ruidos y vibración.

Siempre que se ponen llantas nuevas.

Al montarlas después de hacer cualquier reparación

Héctor Siza Morales recomienda

Cuéntanos que opinas