Autos ecológicos

Ventajas del hidrógeno en comparación con la energía eléctrica

El sistema de pila de combustible de hidrógeno es un gran avance tecnológico con el potencial de ofrecer una movilidad sostenible y sin emisiones.

Ventajas del hidrógeno en comparación con la energía eléctrica

Por el momento, dentro del mundo de los autos totalmente eléctricos, existen dos vertientes, por un lado, están los emplean que baterías de iones de litio, y por el otro, los que tiene al hidrogeno como fuente de energía. Aunque por el momento, la mayoría de los fabricantes de automóviles no están considerando al hidrogeno, es un hecho que este elemento químico es la solución ideal, especialmente para los vehículos enfocados al transporte de carga y personas.

Producción 

A diferencia del petróleo, que es una forma primaria de energía que puede extraerse del suelo, el hidrógeno es un portador de energía. Eso significa que se produce utilizando otras fuentes de energía primarias como el carbón, petróleo, gas natural, etc. Asimismo, puede originarse desde fuentes de energía renovable como la energía solar o eólica.

El costo 

Actualmente, el precio del hidrógeno depende en el costo de producción, el costo de transporte y los gastos operativos necesarios para operar una estación de recarga de hidrógeno. Para cumplir sus objetivos (precio del hidrógeno), los gobiernos deben hacer que el hidrógeno sea más competitivo desde el punto de vista de los precios al lograr economías de escala a través de la producción en masa y la distribución de hidrógeno.

El almacenamiento y transporte 

Una de las grandes ventajas es que el hidrógeno puede almacenarse en estado gaseoso o en estado líquido. También se puede convertir en un compuesto diferente para fines de almacenamiento.

Su uso en los vehículos

En un automóvil a hidrógeno, la energía proviene del proceso electroquímico que se produce al mezclar hidrógeno con oxígeno. Durante esa mezcla, se generan celdas de combustible que generan electricidad para alimentar el motor eléctrico. En algunos casos, la energía adicional se captura en una batería cada vez que el automóvil frena o disminuye la velocidad, lo que contribuye a una mejor economía de combustible.

A diferencia de los autos eléctricos con batería, la autonomía y tiempo de repostaje son comparables a los de los automóviles y camiones convencionales. Respecto a estos últimos, no generan contaminación, simplemente emiten vapor de agua por medio de un tubo de escape.

Proliferación

En todo el mundo, más de 20 empresas están vendiendo FCEV (incluidas las empresas de prueba en Estados Unidos, Europa y Japón, más de 30 empresas están involucradas en el desarrollo y la producción de FCEV). En lo que respecta al FCEV de pasajeros, el Hyundai Motor Group de Corea, Toyota / Honda de Japón y Mercedes-Benz de Alemania están produciendo en masa esta clase de vehículos de pasajeros; igualmente, muchos de los primeros y los más avanzados están estableciendo asociaciones y alianzas para obtener cualquier tipo de ventaja competitiva en el mercado.

En particular, más de 40 fabricantes de automóviles chinos ya han desarrollado un total de 56 autobuses y camiones de hidrógeno, lo que está en línea con las ambiciones del gobierno chino de convertirse en un líder mundial en el mercado de vehículos de célula de combustible (1 millón de vehículos para 2030). Debido a que China se ha convertido en un jugador importante en el mercado de vehículos eléctricos, agregar autos eléctricos a hidrógeno a su cartera solo aumentará su influencia en el sector de fabricación de vehículos a nivel mundial.

Viabilidad económica

Dado que los problemas ambientales son cada vez más en todo el mundo, las personas están considerando los vehículos de célula de combustible como posibles alternativas.  En términos de costo de combustible por 1 km (es decir, la economía diaria de conducir un vehículo), un vehículo diésel cuesta el 62 por ciento de un vehículo de gasolina (clase equivalente), mientras que el FCEV y los vehículos eléctricos cuestan el 54 por ciento y el 36 por ciento, respectivamente. En otras palabras, los autos de hidrogeno son más económicos que los vehículos propulsados ​​por motores de combustión interna convencionales y por los vehículos eléctricos de batería.

Al igual que sucede con las baterías de litio en los autos, la energía del hidrógeno aún está en su etapa inicial. Cuando comience a disfrutar de los beneficios de la economía de escala en el lado de la oferta, surja en el mercado una tecnología de producción y transporte más avanzada para el hidrógeno, y el aumento en el número de participantes en el mercado hará que los precios de los autos a hidrógeno bajen, para ser más viables económicamente.

Estaciones de recarga 

Ciertos gobiernos han seguido políticas que pueden ayudarles a ahorrar energía y utilizar la energía derivada de fuentes ecológicas.  Entre una amplia gama de fuentes de energía disponibles en el mercado, el hidrógeno ha sido considerado como un prometedor candidato ecológico para reemplazar los combustibles fósiles. En términos de convertir realmente el potencial de la energía del hidrógeno en realidad, ningún otro sector ha logrado más que el sector automotor.

Perspectiva

Algo sumamente importante a mencionar es que el hidrógeno no solo reduce la emisión de gases de efecto invernadero, sino que también ofrece un mejor potencial en términos de viabilidad económica en comparación con otras formas de fuentes de energía ecológicas.

Es por eso que los gobiernos y las corporaciones de todo el mundo están centrando sus esfuerzos en investigar y desarrollar formas de aprovechar la energía del hidrógeno. Para 2050, se espera que la energía de hidrógeno genere $2,500 millones de dólares por año en valor agregado y genere 30 millones de nuevos empleos (cifra acumulada). Igualmente, la demanda mundial de hidrógeno también se disparará, lo que significa que representará el 18 por ciento de toda la demanda de energía.

Luis Hernández recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos