Tecnología

En el último año se triplicó el hackeo a los autos

Los criminales no solo pueden abrir y controlar el auto, también pueden acceder a información confidencial del propietario.

En el último año se triplicó el hackeo a los autos

Cada invento trae consigo su “desventaja” ¿Qué quiere decir esto? Consideremos que antes de los barcos no existía el naufragio y antes de la electricidad nadie se electrocutaba (salvo a quien le caía un rayo, pero eso es un tema más de mala suerte). Obviamente, antes de la electrónica no existía el hackeo. Y ahora que los autos están llenos de electrónica…

Cada vez somos más…

Según un estudio realizado por The Upstream, durante el primer trimestre de 2019 se registraron 51 incidentes relacionados con hackeos de autos. Cualquiera pensaría que son muy pocos casos, pero representan un incremento del 300% con respecto el mismo período del año anterior, y sabemos cómo son estas cosas, parecen pequeñas pero crecen tan rápidamente que antes de darnos cuenta son una epidemia.

Los ataques del primer semestre representan un incremento del 300%.

Un dato más para preocuparnos es que 72% de dichos ataques fueron maliciosos, cuando antes la mitad era solo “por deporte”.

Llaves y servidores

Muchos saben que el principal punto de vulnerabilidad de los autos es (y sigue siendo) el sistema de apertura “sin llaves”, que se llevan el 47% de los ataques, pero hay que tener en cuenta también el ataque a servidores.

¿Por qué el segundo tipo es más peligroso? Simplemente porque intervenir la “llave” afecta de a una unidad a la vez, mientras que hackear el servidor o hacerlo a través de las Apps implica que se puede comprometer la seguridad de varios vehículos a la vez, además de poder obtener localización del auto y datos del propietario, desactivar la alarma y, sobre todo, tomar el control de la unidad.

Suponemos que las marcas están invirtiendo grandes recursos en sistemas de seguridad; sin embargo, sabemos que esta es una carrera que nunca termina…

 

Hernando Calaza recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos