Motos

OEM Royal Enfield Interceptor 650

Cuenta con un escape estruendoso.

OEM Royal Enfield Interceptor 650

Casi todo aquel que ha probado las nuevas gemelas de Royal Enfield asegura que los ingenieros hicieron un gran trabajo, pues se trata de dos motos con un gran desempeño y toda la onda vintage de la marca. Y una forma muy utilizada por los fabricantes para seguirle haciendo ruido a una moto después de su lanzamiento es encargar una customización, como la OEM Royal Enfield Interceptor 650 que les presentamos hoy.

Esta moto es una creación de Old Empire Motorcycles, un preparador originario de Norfolk, Inglaterra, quienes “trasquilaron” a la Interceptor para crear una moto con una apariencia súper limpia. La idea de hacer esta motocicleta surgió en Royal Enfield, quienes se acercaron a Alec Sharp, mandamás de OEM, para que hicieran el motor el punto focal “sin alocarse mucho”.

La OEM Royal Enfield Interceptor 650 es una máquina ultra minimalista donde ni siquiera los cables o palancas del acelerador/clutch están a la vista. Los cables de acero que van unidos por un extremo al acelerador y clutch corren por dentro de la moto; mientras que el clutch se opera mediante el puño izquierdo, justo como el acelerador.

Evidentemente, no hay ningún tipo de instrumentos. Vamos, ni siquiera dejaron en su lugar el switch de encendido. ¿Y cómo frena? Fácil, ambos discos operan con el pedal del freno trasero.

MÁS DE LO QUE VES

Los rines de la OEM Royal Enfield Interceptor 650 son los originales, pero las nuevas llantas Metzeler Racetec le dan un look mucho más deportivo. Claro que a esto también contribuye el hecho de que recortaron la horquilla y lleva amortiguadores traseros más cortos (creación de OEM). El escape parece listo para destrozarle los tímpanos en solo 10 minutos, pero lleva los silenciadores por dentro. Así que súbase tranquilo y acelere.

“En un principio estábamos muy preocupados porque hemos trabajado con muchas motos modernas con los complicados sistemas de cableado CANBUS, los cuales no permiten muchas modificaciones”, dijo Alec. “Pero la Enfield resultó ser la mejor moto para trabajar eléctricamente hablando. Quitamos todo, absolutamente todo, ¡y aún funciona!”.

Y por lo que podemos ver en un par de fotos, la OEM Royal Enfield Interceptor 650 no fue creada nada más para adornar el stand de Royal Enfield en distintas exposiciones. ¡Aplausos!

 

Motorette recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos