Audi: Los 10 carros más importantes en su historia
6/12/2018 Investigación

Audi: Los 10 carros más importantes en su historia

Visitamos el museo de Audi en Ingolstadt y estos son los modelos más representativos.

En una visita relámpago a Ingolstadt para manejar el nuevo Audi Q8, tuve la oportunidad de recorrer el museo de la firma de los cuatro aros que se ubica en sus cuarteles generales y no podía dejar pasar la oportunidad de hacer un recuento de la historia de la marca y compartirles los que a mi juicio son los 10 modelos más importantes de su historia.

La historia de Audi inicia alrededor de 1899 cuando August Horch, un ingeniero que un par de años atrás había trabajado para Karl Benz y que luego de algunos desacuerdos decidiera fundar su propia compañía fabricante de autos y cuya primera unidad fue construida en 1901.

Unos años después de iniciada la Horch & Co, su fundador se vio obligado a asociarse para garantizar el futuro de la compañía, sin embargo en 1909 los conflictos se volvieron a presentar y Horch abandonó su empresa para fundar una nueva. El problema era que aun cuando se trataba de su apellido, ya era una marca registrada que él no lo podía utilizar para fabricar autos, con lo cual se le ocurrió utilizar la traducción del significado de su nombre en latín. Horch en alemán significa escucha.

En la misma región de Zwickau, reino de Saxony también nacieron otro par de compañías fundamentales para dar forma a lo que hoy conocemos como Audi, las cuales son DKW y Wanderer, ambas empezaron como fabricantes de motos, aunque la primera con una visión de negocio muy aguda y que gracias a que desarrolló productos simples y accesibles pronto se convirtió en la más grande del mundo.

A raíz de la crisis del 29 desaparecieron buena parte de los fabricantes alemanes de automóviles y motocicletas, por lo que para poder sobrevivir; Audi, Horch, DKW y Wanderer (todos basados en la misma región) se vieron obligados a fusionarse para sobrevivir y así fundar Auto Unión, cuyo logo de cuatro aros simbolizaba cada una de las compañías antes mencionadas.

Reducir a los 10 modelos más importantes, la historia de una marca de más de 100 años es muy complicado, hacerlo con una que en sus orígenes estuvo separada en cuatro, lo es todavía más.

Algunos exponentes que no lograron ingresar a este conteo, pero que indudablemente son productos muy relevantes para Audi y por lo tanto merecen una mención honorífica son: El Horch 26/65 1927, cuya aportación es nada menos que el primer motor seis cilindros de la historia, o bien el Horch 670 Sport Cabriolet que era un modelo super lujoso con un moderno y sofisticado V12.

Sin olvidar el NSU Ro 80, muy avanzado para su época, con la particularidad de tener un motor Wankel de dos rotores y que además es otra de las marcas que fueron adicionadas a Auto Union en el periodo en que ésta estaba bajo el control de Daimler - Benz, con lo cual, muchos sostienen que el emblema de Audi debería tener cinco aros.

A continuación les presento los 10 modelos más importantes en la historia de Audi y es importante señalar que están en orden cronológico:

1. DKW F1

El objetivo era entregar un auto para las masas, así en 1931 se presenta el DKW F1 utilizando las mismas motorizaciones que empleaban las motos de la marca. Un dos cilindros de dos tiempos de 494 cc con 15 hp que enviaba la potencia al tren delantero. Es así que este pequeño alemán se adelantó casi tres años al Citroën Traction Avant, lo que lo convierte en el primer auto de volumen de tracción frontal.

2. Auto Union Silver Arrows

Entre 1933 y 1939 Auto Union desarrolló algunos de los autos de competencia más legendarios de la historia, los Type A, B y C que empleaban un brutal V16 de 6 litros y que tenían fama de ser inmanejables, así como el Type D que debido al cambio de regulaciones recibió un motor más pequeño, un V12 de 3 litros que generaba 550 hp.

Estamos hablando de una época en la que los autos no tenían down force y mucho menos electrónica. Los Auto Unión conquistaron 25 carreras de la mano de pilotos tan icónicos como Tazio Nuvolari y Bernd Rosemayer y su único rival serio era Mercedes-Benz se ganaron así el mote de los flechas plateadas (Silver Arrows).

El modelo que está exhibido en el museo es el último sobreviviente original de los Auto Union Silver Arrows ya que durante la guerra todos los ejemplares fueron enviados a Rusia, es una mezcla entre el Type C y el D, ya que es un chasis del segundo con el motor del primero. La doble rodada atrás se debe a que este modelo se utilizó únicamente en competencias de ascensos.

3. DKW F 89

Al terminar la segunda guerra Alemania estaba en ruinas, eso no es noticia para nadie, y se necesitaba volver a poner a funcionar el país. Con esa idea fue desarrollado el DKW F89, un pequeño vehículo comercial que fue el primer Auto Union después de la guerra y el primero también en ser fabricado en Ingolstadt en donde la compañía se reestableció puesto que su cuna original quedó del lado de la Alemania comunista.

Aprovechaba componentes ya existentes en un diseño de cabina sobre motor. Se trataba de un 2 cilindros de dos tiempos y 684 cc con 20 hp enviados al eje delantero

4. Audi 72

A mediados de los sesenta, Auto Union se había hecho de mala imagen por solo ofrecer los poco refinados motores de dos tiempos, y se dispusieron a desarrollar un nuevo 4 cilindros de cuatro tiempos y 1.685 cc con 72 hp, que tenía niveles de compresión muy elevados para la época y se destacaba por su eficiencia de combustible. Estaban ante una nueva era para la compañía, sin embargo, ante el temor de que la imagen de la marca dañara al nuevo producto, se decidió retomar el nombre de Audi. Es así como a partir de ese momento todos los nuevos modelos se denominaron Audi y se dejó de utilizar Auto Unión.

Es en este momento cuando Volkswagen ante la necesidad de incrementar la capacidad de producción del mítico Vocho/Escarabajo toma el control de Audi, mismo que retiene hasta la fecha.

5. Audi 100

En 2018 se cumplieron 50 años del debut del Audi 100, uno de los autos más importantes en la historia de la compañía, ya que es con este modelo con que la firma de los cuatro aros manifiesta su intención de consolidarse como una marca premium.

Sin embargo, la Audi de 1968 no era la marca consentida del Grupo VW que es hoy en día, de hecho Volkswagen había prohibido a Audi desarrollar modelos por su cuenta y se limitaría a comercializar aquellos basados en tecnología existente o bien que fueran provistos por VW. Con lo cual y completamente en secreto fue desarrollado el Audi 100. Lo anterior provocó la ira del entonces CEO de Volkswagen, aunque al ver el 100 se dio cuenta que se trataba de un producto notable, capaz de competir con la oferta de BMW y Mercedes-Benz.

El Audi 100 fue un éxito (se produjeron cerca de 800 mil unidades) y superó a modelos contemporáneos dentro del grupo como el NSU Ro 80 y el VW K70, lo que abrió el camino para que Audi se consolidara como la filial de lujo del Grupo Volkswagen.

6. Audi Quattro

Sin duda no existe otro auto que represente a Audi como el Quattro, el primer vehículo de pasajeros con tracción permanente, un icono del diseño ochentero que ofrecía una dinámica de conducción en superficies con poca adherencia inédita hasta ese momento. Sin embargo, el más representativo es el Audi Sport Quattro nacido para homologación del mítico grupo B de rallies y del cual solo se fabricaron 214 unidades, era más corto y llevaba el motor de 5 cilindros y 20 válvulas hasta los 306 hp, con lo cual era el auto alemán más potente de su tiempo, por encima del 911 Turbo de aquel momento.

Su carrocería estaba fabricada en materiales compuestos como "honeycomb", kevlar, fibra de vidrio y aluminio, con lo cual era además muy ligero. Sobra decir que el Quattro no solo revolucionó el rallismo gracias a su tracción integral, sino que además marcó una época dorada en ese deporte de la mano de leyendas como Walter Röhrl y Michele Mouton.

7. Audi A8

Desde inicios de los ochenta, Ferdinand Piëch tenía la intención de que Audi tuviera un sedán de lujo para competir de frente con el Mercedes-Benz Clase S y el BMW Serie 7, pero debía ser tracción integral para honrar el pedigrí de la marca de los cuatro aros. Con lo cual debía compensar al menos 100 kilos que dicho sistema adicionaba en relación con sus rivales.

Con lo cual Audi desarrolló un nuevo monocasco fabricado completamente de aluminio y así el A8 se convirtió en el primer auto de fabricación en masa construido enteramente en dicho material. Sobra decir que el resultado fue un digno rival para los sedanes antes mencionados.

El A8 se encuentra ya en su cuarta generación y dentro de sus particularidades encontramos los motores W12 que nacieron de juntar dos bloques VR6, también existieron modelos con motor V10 y por último, no podemos olvidar a los poderosos y deportivos S8.

8. Audi RS2

El primer RS de la historia y también la primera Station Wagon o Avant como les denomina Audi de alto desempeño, la RS2 que estaba basada en la Audi 80 Avant, fue desarrollado y ensamblado por Porsche en la planta Zuffenhausen y empleaba una versión muy modificada del cinco cilindros de la marca de los cuatro aros.

El motor de 2.2 litros turbo con 20 válvulas generaba 311 hp y 302 lb-pie de torque y enviaba la potencia a al sistema quattro de tracción integral vía una transmisión manual de seis velocidades. El 0 – 100 km/h le tomaba apenas 4.8 segundos.

La Audi RS2 se fabricó entre marzo de 1994 y julio de 1995, poco menos de 3 mil unidades salieron de la línea de producción y gracias a su practicidad, facilidad de conducción bajo cualquier circunstancia y enormes capacidades deportivas que rivalizaban con los super autos de su época se convirtió en un modelo de culto que hoy en día es muy cotizado.

9. Audi A3

Es cierto que el A4 es históricamente el modelo más vendido de Audi, sin embargo también lo es que participa en un segmento creado por la Serie 3 de BMW mucho tiempo antes. En cambio con el A3, la firma le demostró al mundo que había demanda en el mercado para un hatchback compacto, tanto así que tiempo después, tanto BMW como Mercedes-Benz se vieron obligadas a competir.

Aunque existió en los 70s el Audi 50, ese no era un producto premium, sino más bien transportación accesible, al grado que sirvió de base para lo que posteriormente fue el Polo de primera generación. Regresando al A3, debutó en el mercado en 1996 y compartía la plataforma PQ34 con el VW Golf A4 y el SEAT León MK1, de aquella primera entrega, el S3 se convirtió en un deportivo de culto debido a sus increíbles prestaciones.

La segunda generación llegó en 2003 utilizando ya la plataforma PQ35, existieron versiones 3 puertas, cinco puertas denominada Sportback y convertible, se mantuvo vigente hasta 2012 cuando llegó la tercera y actual iteración ya sobre la plataforma MQB, que además de mantener las versiones antes mencionadas vio nacer una exitosa variante sedán.   

10. Audi R8 LMP

Uno de los autos más exitosos que han competido en la mítica carrera de las 24 horas de Le Mans, el Audi R8 LMP debutó en el 2000 y la conquistó ese año, así como en 2001, 2002, 2004 y 2005, es decir cinco de seis de los años en que compitió. Considerando además que en 2003, el Bentley Speed 8 que ganó utilizaba muchos componentes del Audi R8.

El motor era un V8 de 3.6 litros FSI y entregaba 610 hp y 516 lb-pie a las ruedas traseras vía una transmisión secuencial de seis velocidades y la velocidad máxima que conseguía, en una configuración con poca carga aerodinámica era de 350 km/h.

Una de las características que le dieron a Audi gran ventaja es que el R8 estaba construido de manera en que fuera muy rápido reemplazar casi cualquier componente, parecido a un set de lego, tanto así que el equipo Joest logró cambiar en poco más de 3 minutos todo el eje trasero de un auto, operación que normalmente tomaba un par de horas.

En 2006, el R8 fue reemplazado por el Audi R10 TDI, que se convirtió en el primer auto a diésel de la historia en conquistar Le Mans.  

 

¿Qué opinas? Cuéntanos