Novedades

Grip Control, del Rally a las carreteras

El sistema del grupo PSA que llevó a lo más alto del podio a Carlos Sainz en el Dakar 2018, ahora se puede ver en las camionetas de Peugeot.

Grip Control, del Rally a las carreteras

Por lo general las competencias de alto rendimiento en el mundo motor como: las 24 de Le Mans y las 12 Horas de Sebring; pistas como la de Nürburgring y hasta el rally Dakar, son pequeños laboratorios donde se prueba o se desarrolla un nuevo tipo de tecnología, que pronto se verá en acción en las calles y carreteras de todo el mundo.

El alabado Grip Control de PSA, por Carlos Sainz, ganador del Dakar 2018, a bordo del Peugeot 3008 DKR, es una prueba fiel de lo anteriormente mencionado. Este selector de terreno optimiza las condiciones de un vehículo en terrenos de baja adherencia.

Dada la topografía de nuestro país, Peugeot dio el aval para que en Colombia las camionetas 5008, 3008 y 2008, incluyeran el Grip Control, puesto que son los caballitos de batalla de la firma francesa.

Funcionamiento del Grip Control

Este sistema opera sobre las ruedas delanteras independientemente del tipo de terreno, pero deja que sea el conductor el que controle la forma de funcionamiento. Puede dejar que actúe de modo inteligente o mediante el mando giratorio situado en la consola central, que permite elegir entre uno de los cinco modos de uso. 

Cabe indicar que éstos limitan la transferencia del par motor sobre el tren delantero y gestionan el frenado, en función del terreno.

Modos

Standard: Comprende las condiciones de carretera normales, sin problemas de adherencia.

Nieve: Aunque en Colombia no se necesite – solo en caso muy extremos-, así funciona: Adapta de manera instantánea el control de tracción de cada una de las dos ruedas delanteras a las condiciones de adherencia existentes. Cuando el vehículo supera los 50 Km/h. el sistema pasa automáticamente al modo “Standard”.

Barro: Permite circular sin problemas por terrenos deslizantes como barro, lodo o pasto húmedo. En esta opción se asegura el arranque del vehículo bajo las condiciones existentes y se transfiere la potencia máxima a la rueda que más adherencia tenga, permitiendo que haya un diferencial de deslizamiento limitado.

Arena: Mantiene el deslizamiento de las dos ruedas simultáneamente para permitir la progresión sobre suelo blando y limitar el riesgo de quedar atrapado. Este modo funciona hasta a 120 Km/h y cambia a modo “Standard” si se supera esa velocidad.

ESP Off: Brinda al conductor la posibilidad de desconectar totalmente el ESP y el Grip Control, y así, manejar este tipo de carreteras sin ayudas electrónicas.

 

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos