Industria

Citroën C3 Aircross 2018, un nuevo competidor en el segmento de las SUV

Estuvimos en la isla francesa de Córcega, para presenciar el lanzamiento de la primera SUV de Citroën.

Citroën C3 Aircross 2018, un nuevo competidor en el segmento de las SUV

La presentación oficial se realizó en París a mediados de año y luego se exhibió al público en salón de Frankfurt en septiembre, pero ahora, pocas semanas antes de la puesta en venta en sus principales mercados globales, Citroën se mueve a la isla de Córcega para develar a la prensa el primer SUV de su gama de modelos: el C3 Aircross.

Citroën indica que este modelo reemplaza en el catálogo al C3 Picasso, de gran éxito en Europa como lo demuestra el medio millón de unidades comercializadas desde su lanzamiento en 2009. Pero, claro, los monovolúmenes (MPV) van en retirada y nunca pegaron realmente en mercados internacionales, por lo que Citroën decidió dar un giro de 180° y entrar de lleno en el segmento que más crece a en el mundo, buscando aumentar la fidelidad de sus consumidores, atraer nuevos clientes y rejuvenecer a la marca.

Así nace el C3 Aircross, que muestra el estilo de un SUV por fuera y las cualidades de un MPV por dentro, con el resultado, según Citroën, de ser el SUV más habitable y modular del segmento de los compactos.

Es importante destacar que este es el segundo modelo que nace tras la compra de Opel por parte del Grupo PSA, y de hecho, el C3 Aircross se produce junto a su hermano Crossland X en la planta que la firma alemana tiene en Zaragoza (España).

SUV por fuera, MPV por dentro

Como su nombre lo indica, el nuevo C3 Aircross toma como influencia estética el concept C-Aircross presentado en Ginebra a principios de año, y utiliza la base mecánica  del New Citroën presentado a finales de 2016 y que a la fecha ha comercializado más de 190 mil unidades en todo el mundo.

A esta base, Citroën le da las características esenciales de cualquier SUV, manteniendo su formato compacto. Mide 4,15 metros de largo, por lo que es casi 20 centímetros más grandes que el hatchback francés. Añade a eso 1,76 metros de ancho y 1,64 metros de alto, esta última medida explicada en parte por su buen despegue al piso de 175 mm y unas ruedas con 650 mm de diámetro, aptas para circular por terrenos relativamente agrestes.

Entre los ejes cuenta con 2,60 metros, una distancia mayor que le permite ofrecer una habitabilidad sorprendente para un SUV de este segmento. Tiene un gran espacio para llevar a cinco ocupantes y cuenta con un baúl de 410 litros, que se puede ampliar a 520 litros si se desplazan longitudinalmente los asientos traseros (hasta en 15 cms). No hay SUV compacto en el mercado que tenga estas capacidades.

Los respaldos posteriores no sólo pueden abatirse en proporción 40:20:40, ofreciendo un piso de carga plano que soporta objetos de hasta 2,60 metros de largo, sino que también pueden reclinarse de 21 a 29º, para generar un mayor bienestar a los ocupantes de los asientos traseros.

La propuesta mecánica

Al utilizar la plataforma PF1 del New C3, el Citroën C3 Aircross sólo se ofrecerá con tracción delantera. La oferta mecánica para Europa tiene impulsores a gasolina Puretech, o los nuevos turbodiésel BlueHDi.

Para Colombia, este vehículo viene con un propulsor a gasolina que eroga 110 caballos de fuerza; y va acoplado a una caja mecánica o a una automática, ambas de seis relaciones.

Como novedad mecánica, el Citroën C3 Aircross incluirá un sistema de tracción optimizado denominado Grip Control, que debutara hace algunos años en el Peugeot 3008.

Este control electrónico entrega cinco modos de conducción dependiendo del terreno (arena, barro, nieve, auto y ESP off), y a la vez, incluye un control de descenso. Con ello, la marca indica que este SUV puede internarse por terrenos de baja adherencia sin la necesidad de contar con tracción integral.

El diseño único

Citroën indica que el C3 Aircross ofrece la morfología real de cualquier Citroën, con generosos volúmenes y múltiples opciones de personalización, con el añadido de las cualidades propias que debe tener un SUV.

El diseño frontal es propio de la marca desde los tiempos del C4 Picasso y del C4 Cactus, incluyendo los grupos ópticos separados en dos niveles, la parrilla de chevrones estilizada y como separados entre el capó y el parachoques, y una toma de aire rectangular de gran tamaño.

La figura de este vehículo es robusta, con pasos de rueda musculosos, una cintura relativamente alta y un cuerpo central que cae abruptamente hacia atrás. Su parte trasera, muestra una luneta pequeña y posicionada muy alta, así como faros relativamente horizontales.

El concepto SUV se aprecia en las protecciones cromadas instaladas adelante y atrás, También resaltan,las molduras de plástico negro que recorren los pasos de rueda, así como el mayor despegue del piso, las barras en el techo y las ruedas de mayor tamaño que, además, son para todo tipo de pisos.

Por dentro del habitáculo se aprecia una similitud evidente con el diseño del New C3, incluyendo los marcadores, el volante, la pantalla multifunción central de 7” y el diseño horizontal del tablero.

En esta ocasión sí se incluyen numerosos lugares portaobjetos y portavasos de mayores dimensiones de las que podemos tener en un C-Elysee o un C4 Cactus. Destaca también el amplio sunroof panorámico con apertura eléctrica, y una posición de manejo alta.

Como todos los Citroën de nueva generación, el C3 Aircross se presenta con un amplio abanico de opciones de personalización. Cuenta con ocho colores de carrocería, que pueden ser combinados con cuatro colores de techo y cuatro paquetes de colores decorativos (llantas, focos delanteros, espejos, barras en el techo), mientras que en el interior se ofrecen cinco tipos de acabados. totalizando hasta 90 opciones de combinación posibles.

El C3 Aircross se ofrece en Europa con tres paquetes de acabados, pero estándar incluye seguridad al máximo nivel y conectividad. Como equipamiento normal ofrece un sistema de infoentretenimiento Citroën Connect, con pantalla táctil de 7”, conectividad a Apple CarPlay y Android Auto, navegación satelital y bluetooth. En seguridad incluye sensores y cámara de reversa, controles de tracción y estabilidad, y seis airbags.

Entre los elementos nuevos destaca el sensor de punto ciego, el aviso de cambio de carril, head-up display 3D y un sistema de carga telefónica por inducción.

El primer SUV de Citroën está llegará en 2018 a nuestro país; Entre sus principales competidores podemos nombrar a la Renault Captur, Peugeot 2008, Chevrolet Tracker, Hyundai Creta y Nissan Kicks.

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos