logo autocosmos Vende tu carro
Novedades

Uber sigue funcionando ¿pero es legal?

El denominado servicio de transporte individual de pasajeros continúa siendo exclusivo de los vehículos tipo taxi de color amarillo, y no se observa la posibilidad de otras alternativas.

Uber sigue funcionando ¿pero es legal?

La disputa por el servicio de transporte de pasajeros que se ha presentado entre las tradicionales empresas de taxis amarillos y servicios como el de Uber, ha generado la expedición de resoluciones por parte del Gobierno que pretenden reglamentar el tema, pero el segmento de los amarillos sigue fortaleciéndose con más productos y tarifas que quieren hacerlos más competitivos.

La más reciente resolución que expidió el Ministerio de Transporte para regular la prestación del servicio de transporte de lujo en la modalidad del transporte público individual de pasajeros,  establece los requisitos que deben cumplir las empresas dueñas de las plataformas tecnológicas, para atender el servicio público de lujo, entre los que se encuentra que los vehículos utilizados para la prestación en el nivel de lujo serán de color negro y deberán cumplir las especificaciones y características, plasmadas  en el Decreto 2297 de 2015, como la franja a cuadros gris y negro que permitirá identificarlos.

La resolución también define que las plataformas tecnológicas serán el soporte de las empresas de transporte debidamente habilitadas que harán la gestión y atención del servicio y deberán tener funcionalidades para calificar al conductor y al usuario, identificar el vehículo, garantizar el monitoreo y el control de la tarifa, así como la disponibilidad y el cumplimiento de los servicios requeridos por los usuarios. Los conductores en el nivel de lujo deberán estar certificados en competencias laborales para el transporte de pasajeros y haber recibido capacitación en atención al usuario. Las tarifas serán fijadas por la Autoridad Local, garantizando la adecuada diferenciación tarifaria entre los mercados de los servicios autorizados en los niveles básico y de lujo.

El Ministro del Transporte,  Jorge Eduardo Rojas Giraldo, afirmó que estas decisiones buscan que prevalezcan criterios como el derecho a la igualdad de los que prestarán el servicio de lujo de transporte individual. “Hemos cumplido”, afirmó el Ministro Rojas, al señalar que “esta es una oportunidad para que el servicio de transporte individual se preste con herramientas que faciliten al usuario el acceso al servicio,  mecanismos electrónicos de pago e  información sobre la empresa prestadora y el conductor”.

Un proyecto denominado “Ley Uber”, cuyo fin  es crear un  servicio privado de transporte mediante plataformas tecnológicas que le permitan funcionar en el país sin necesidad de constituirse como una empresa de transporte avalada ante el Ministerio del ramo, está para debate del Congreso.

El alto funcionario recordó que, de conformidad con el artículo 5 de la ley 336 de 1996, los vehículos particulares no podrán prestar, bajo ninguna circunstancia, el servicio de transporte público de pasajeros y pidió a todas las personas que están en la modalidad del servicio especial que se abstengan de prestar el servicio individual con vehículos que no están habilitados para hacerlo.

Sin embargo, Uber no se ha conformado con  esta medida, que ha juicio de sus voceros deja el negocio del transporte de lujo en manos de los actuales dueños de los cupos que se comercializan para poder matricular los taxis y ha radicado en el Congreso de la República un proyecto denominado “Ley Uber”, que consta de 25 artículos, cuyo fin  es crear un  servicio privado de transporte mediante plataformas tecnológicas que le permitan funcionar en el país, sin necesidad de constituirse como una empresa de transporte avalada ante el Ministerio del ramo, como lo exige el decreto.

El proyecto contempla la creación de la “empresa de red de transporte”,  que se constituiría como persona jurídica ante el Ministerio de Transporte y su función sería administrar una plataforma tecnológica en la cual se registrarían quienes prestan directamente el servicio con sus vehículos. Por su parte, los carros deberán tramitar una licencia ante el ministerio para prestar este servicio.

Habrá que esperar que sucede con esta reglamentación, sin embargo la realidad es otra, pues en la calle siguen rodando más vehículos afiliados a Uber, muchos de ellos partículares, cuyos dueños sienten algún tipo de apoyo por parte de la plataforma, que les ofrece además de unos atractivos ingresos, sacarlos de "apuros" en caso de tener inconvenientes durante un servicio.

 

Héctor Siza Morales recomienda

Cuéntanos que opinas