Tips y Consejos

Por una correa…¡No pierda la cabeza!

Prácticos consejos para no quedar tirado en la calle y de paso perder los estribos.

Por una correa…¡No pierda la cabeza!

Vararse en la calle o en carretera por una correa da piedra y de paso es un dolor de cabeza, por el costo de la misma, dejar este arreglo en manos de un “mecánico de confianza”, puede derivar en un costo mayor… a larga lo barato sale caro.

Es por eso que este tipo se le debe dejar a los profesionales. Estos son los consejos de Bosch para evitar un percance de este tipo:

-Cambie las correas en el kilometraje recomendado por el manual de mantenimiento del vehículo.

-Evite contacto con grasa, aceite, pintura y derivados del petróleo porque afecta en la durabilidad y su funcionamiento.

-Al instalarlas, verifique la correcta fijación y ajuste, utilizando herramientas adecuadas (medidores, tensores y kit de ajuste) para evitar daños en su estructura y poleas.

-Verifique el estado físico de las poleas, piñones y tensores del vehículo. No debe haber fricciones (roce) con otros elementos del sistema.

-Constate con la marca del vehículo si con cada cambio de la correa repartición hay que cambiar la bomba de agua, retenedores de los ejes de levas, cigüeñal, tensores y otros componentes del sistema.

-Nunca intente retirar las correas con el motor en funcionamiento, siempre debe estar totalmente apagado.

-Al escuchar ruido excesivo o sonidos diferentes en el compartimiento del motor, es un indicador para ajustar o cambiar las correas de accionamiento.

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos