Industria

Mitsubishi Montero GLS, sin duda no hay quinto malo

Una generación potente pero al mismo tiempo con mucha distinción.

Mitsubishi Montero GLS, sin duda no hay quinto malo

El Montero es un ícono en Colombia se ensambló de 1989-2012 y creo la imagen audaz de un campero 4x4, que podía recorrer sin ningún inconveniente el territorio nacional.

Más allá de los cambios que se puede prever en estas SUV´s, el Mitsubishi Montero GLS no pierde para nada su ADN de fuerza y robustez, sino que ahora le agrega, acabados de lujo, que le dan tanto al conductor como al pasajero un confort en trayectos largos de viaje.

Asimismo, su fuerte corazón – 3.8L V6 de 24 válvulas, eroga 247 HP y 330 Nm; y su transmisión es automática de cinco velocidades-, se inspiró en los autos que participaron y se llevaron el Rally Dakar en 12 ocasiones- cabe señalar que este impulsor está puesto casi en el centro del auto-. Según los expertos en la materia, con este sutil, pero importante cambio, se baja el centro de gravedad para hacerlo estable y de fácil conducción en medio de una ciudad congestionada como la bogotana.

El nuevo Mitsubishi Montero GLS cuenta con un solo sistema en el que encuentra todas las ayudas electrónicas. El ASTC, más conocido como el Control Activo de Tracción o Estabilidad, regula independientemente la fuerza de frenado de cada llanta, dependiendo de la superficie en que se encuentre.

También encontramos otro dispositivo que vale resaltar en el Mitsubishi Montero GLS. El Super Select 4WD II tiene cuatro modos de funcionamiento que son seleccionables a través de una segunda palanca.

En el pavimento, es posible circular con tracción trasera o total (modo 2H), ya que hay un modo en el que el diferencial central no queda bloqueado y permite que haya una diferencia de giro entre el semieje delantero y trasero, con el fin de no forzar la transmisión cuando la adherencia al piso es buena.

En el segundo modo de funcionamiento (4H), se puede usar con el auto en movimiento hasta 100 km/h y es ideal cuando la carretera se pone lisa de improviso, por lluvia.

Si las condiciones empeoran, barro o arena en el piso, o en caminos destapados y lisos, se puede seleccionar el tercer modo (4HLc) que produce un bloqueo mecánico del diferencial. Este distribuye 50:50 la fuerza en ambos ejes y garantiza siempre el control del vehículo.

Ya en plena trocha, como barro, arena y piedras, ascensos y descensos de montañas, es necesario engranar la cuarta posición (4LLc). Para activarlo, aquí si es necesario detener el auto para que entre a funcionar la caja de transferencia y el bajo, y hace que el diferencial permanezca bloqueado para sacar la máxima potencia.

Bonus track: Cuando se maneja en un camino con una pendiente muy fuerte, el nuevo Mitsubishi Montero GLS, dispone de un sistema de asistencia en bajada que actúa sobre los frenos, y hace que la conducción sea segura porque mantiene en pleno control el vehículo.

Si hablamos de la suspensión, el Mitsubishi Montero GLS tiene adelante una geometría de doble brazo, con resortes helicoidales y barra estabilizadora, y atrás es Multi-link, también con resortes helicoidales y barra estabilizadora, que lo hacen firme en cualquier condición de manejo. 

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos