Novedades

Jaguar Land Rover avanza en la conducción autónoma todoterreno

Presentamos los videos donde quedó registrada la implementación de la tecnología desarrollada por la marca inglesa, para que de manera autónoma sus vehículos superen cualquier terreno.

Jaguar Land Rover avanza en la conducción autónoma todoterreno

Jaguar Land Rover presentó unos videos donde muestra su nueva tecnología de conducción autónoma, aplicada en dos Range Rover Sport en los que fueron instalados los sistemas  de identificación de superficie y sensores de trayecto en 3D (Surface Identification and 3D Path Sensing), que combinan cámaras, ultrasonido, radar y sensores “Lidar” para ofrecer al vehículo una visión de 360 grados, que permite determinar desde las características de la superficie, hasta la anchura de una llanta, incluso si llueve o nieva, para planear la ruta.

Los sensores ultrasónicos de este sistema, pueden identificar condiciones de la superficie mediante el escaneo de hasta cinco metros delante del vehículo, permitiéndole detectar cambios de terreno como de asfalto a arena, o desde barro a nieve, para optimizar el rendimiento todoterreno, sin pérdida de impulso o control. En caso de detectar obstáculos sobresaliendo en la carretera, o barreras de parqueadero, el sistema podrá identificarlos para determinar si el camino está libre.

Los vehículos también utilizan la tecnología Overhead Clearance Assist, la cual incluye cámaras estéreo para escanear y detectar obstáculos elevados. Adicionalmente, se aplica el sistema Terrain Based Speed Adaption (TBSA), donde se implementan cámaras para detectar un terreno de superficies irregulares, onduladas, con baches, charcos, incluso entre el agua. Esta tecnología es  eficaz para predecir el impacto potencial de estas superficies en el manejo del vehículo y le permite ajustar automáticamente la velocidad para mantener a los pasajeros cómodos.

Para lograr este nível de capacidad autónoma todoterreno, los investigadores de Jaguar Land Rover están desarrollando tecnologías de detección de próxima generación que serán los ojos del futuro en el vehículo autónomo. Debido a que los sensores están siempre activos y pueden ver mejor que el conductor, esta detección avanzada en última instancia, da a un vehículo los altos niveles de inteligencia artificial requeridos para que este pueda pensar por sí mismo, y planificar la ruta que debe tomar, sobre cualquier superficie.

Sistema de conducción autonóma

Caravana de vehículos autónomos

Range Rover Sport autónomo en acción

Héctor Siza Morales recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos