Automovilismo

Desde adentro, Nicolás Robledo habló sobre el Dakar 2016

El piloto antioqueño nos contó su primera experiencia en la más exigente carrera del mundo motor.

Desde adentro, Nicolás Robledo  habló sobre el Dakar 2016

Más allá de conocer el resultado: Stéphane Peterhansel ganó en Autos – su duodécimo título-, Toby Price en Motos, Marcos Patronelli en Quads y Gerard De Rooy en camiones; en el Dakar siempre quedan cosas por contar.

Y sí las cuenta un colombiano que tuvo el trabajo y la fortuna que se necesitan para participar; y como todo piloto, soñar en que podía terminar la carrera de resistencia más desgastante, y a su vez más enriquecedora del mundo.

Nicolás Robledo tuvo problemas mecánicos en la cuarta etapa del Dakar 2016, -ahí terminó su competencia, más no la experiencia-. Conocer gente de otros países, echar dedo para que lo llevaran de un lugar a otro con una calidez insospechada y ayudar tanto a sus compañeros de equipo como de patria, es algo que no tiene precio.

Aguantar 15 días a punta de pasta, carne, agua- gaseosa si se quiere- dormir un par de horas antes de cada etapa es algo de admirar, pero por los sueños se hace lo que sea.

El paisa vivió un Dakar 2016 de aplazamiento de etapa por lluvia, empapadas, buenos días, fallas, ruidos, el abandono, pero también anécdotas imborrables, dormidas en carro ajeno, tanqueadas y comidas en estaciones de gasolina, llamadas desde celular satelital para avisar que estaba bien y las fotos para todos aquellos amantes de esta competencia.

Con templanza y con firmeza Nicolás Robledo habló de lo que es el mundo Dakar y lo que para él, necesita Colombia, si no quiere tener  “deportistas en vía de extinción”: armar un equipo.

Hay un proyecto que se quiere echar a rodar en los próximos días para que al unir fuerzas también se una dinero y así poder tener una estructura para que más colombianos corran en el Rally Dakar.

Robledo es consciente de que esta no será una tarea fácil, pero no imposible: “Material para llegar a los primeros lugares hay, pero sin las ayudas mínimas de logística es casi imposible tener como objetivo ganar.  En este sentido Argentina, Brasil y Bolivia nos llevan mucha ventaja”.

Su sueño sigue intacto – terminar un Dakar-: “Voy a correr los rallies que más pueda, pero más allá de si son cuatro, cinco… quiero llegar al final de uno”.

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos