Motos

Royal Enfield, con pies de plomo en Colombia

Abrió dos nuevas tiendas en las ciudades de Barranquilla y Cali.

Royal Enfield, con pies de plomo en Colombia

La marca de motocicletas más antigua de producción continua del mundo, Royal Enfield, sigue su expansión por Colombia. En las últimas semanas se produjo la apertura de dos nuevas tiendas en las ciudades de Barranquilla y Cali, ampliando así su presencia en el país.

Ya son 5 los establecimientos estratégicos con los que cuenta la marca inglesa en la región, distribuidos en Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cali, con una inversión total de aproximadamente 170 millones de pesos en cada ciudad.

La inclusión de Royal Enfield en Colombia llega en el año 2010 de la mano de un importador particular, que vio la oportunidad de negocio trayendo al mercado colombiano motocicletas muy diferentes a las que las marcas ofrecían en el país. Ya en julio de 2014 Royal hizo una alianza con Corbeta, aprovechando la experiencia, infraestructura y el músculo financiero que tiene este importante grupo empresarial para poder desempeñar un buen rol en el mercado automotriz a mediano y largo plazo.

“Gracias a esta alianza los precios de las motos se ajustaron a las necesidades del mercado local. Hemos venido ampliando la cobertura a nivel nacional, tanto en concesionarios como en centros de servicio. La meta es finalizar 2015 con al menos 7 concesionarios y 10 centros de servicio en el país”, indicó Mauricio Salazar, Country Manager Royal Enfield Colombia.

Atender el segmento de mediana cilindrada es el objetivo de la fábrica inglesa, comprendiendo motos que van desde los 250cc hasta los 700cc. En la actualidad, todos los modelos se encuentran en este rango de centímetros cúbicos. “En Colombia ofrecemos un portafolio de máquinas que comienzan en los 350 cc y van hasta los 535 cc, a precios muy competitivos respecto a nuestros competidores”, agregó Salazar.

El territorio colombiano juega un papel muy importante en la pretensión de la marca de ser líderes en motocicletas del segmento medio. Esto viene dado gracias al crecimiento de la industria en los últimos 10 años; cerca del 98% de las motos que se venden actualmente en el país no superan los 220cc, clientes a los que apunta Royal Enfield con vehículos de dos ruedas que evocan “el motociclismo puro”.

La versatilidad es una de las virtudes de Royal Enfield ya que están a la medidad y necesidades de todo tipo de personas como: trabajadores, estudiantes, hombres, mujeres, empresarios, viajeros, entre otros. Los precios oscilan entre los 9,5 y 15 millones de pesos.

Una de las ventajas de las motocicletas Royal Enfield es la economía de combustible y los bajos costos de mantenimiento. Gracias a que están fabricadas en la India, donde la mano de obra es bastante competitiva, logran tener unos precios en sus repuestos muy atractivos en comparación con otros del mismo segmento. Respecto al combustible, las máquinas tienen tecnología de doble bujía, lo que ayuda a que la combustión sea más eficiente al interior del motor, reduciendo la cantidad de carburante necesario para operar y bajando al mismo tiempo las emisiones de gases como el CO y CO2.

Royal Enfield sigue apostando y muy comprometido con llegar a todos los rincones de Colombia, ciudades como Pereira y Bucaramanga están en el foco de expansión, objetivos antes de finalizar el año.

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos