logo autocosmos Vende tu carro
Novedades

¿Su taller ofrece reparaciones de aluminio?

Con el fin de estar a la vanguardia de lo que exige el mercado.

¿Su taller ofrece reparaciones de aluminio?

Debido a la masificación del aluminio en la industria automotriz, muchos de los fabricantes de automóviles sugieren dentro de sus procesos de reparación instalaciones y condiciones específicas para la reparación de este material, que se destaca por su dureza superior a la del acero, menor peso y mucha mayor resistencia a la corrosión con respecto al acero.

 
Como el aluminio tiene un potencial riesgo de corrosión galvánica, que se produce por el contacto con materiales de diferente naturaleza, para trabajarlo se debe contar con instalaciones, equipos y herramientas adecuadas que no influyan en su estructura química, a la vez que garanticen sus condiciones apropiadas a la hora de una reparación.
 
A continuación se relacionan algunas consideraciones que los talleres deben tener presentes al recibir trabajos de reparación con aluminios.
 
Puesto de trabajo para aluminio: con el fin de evitar contaminación y corrosión galvánica del aluminio por contacto con el acero, se hace necesario disponer de un puesto de trabajo independiente, además de una correcta formación especializada para el técnico.

Este puesto de trabajo puede ser modular, con grupos de herramientas en función a las operaciones a realizar y dotado de las siguientes condiciones:
 
- Zona amplia para trabajar sobre piezas sueltas o el vehículo completo, donde se encuentre aislado y cerrado del resto del taller.

- Instalaciones de extracción de polvos y humos diferenciados, esto porque existe riesgo de combustión espontánea que supone su contacto con el acero.

- Armarios y herramientas, remachadoras y equipos específicos para el tratamiento de aluminio.

- Bancada.

- Máquinas de soldadura especiales.

- Equipos para la realización de procesos de soldadura.
 
A la hora de soldar, la soldadura MIG es la técnica más apropiada y utilizada para las reparaciones en aluminio. Para aplicar esta técnica de manera correcta es necesario el aislamiento de la operación, y que además cuente con sistemas de extracción adecuados. En ese sentido, la limpieza debe ser primordial.
 
Los riesgos de explosión por una posible reacción exotérmica pueden ser provocados por el contacto del polvo de hierro con el aluminio, y la diferencia de peso entre el polvo de aluminio y el acero. Por ello es necesario el uso de extractores específicos que deben estar perfectamente identificados.
 
El equipo recomendado para la soldadura del aluminio es el MIG con arco pulsado y sinérgico, sistema que permite soldar espesores reducidos en las piezas de aluminio, sin que se calienten tanto las piezas tratadas. Si se va a utilizar el mismo equipo MIG/MAG que usualmente maneja en reparaciones normales con acero, es importante realizar ciertas modificaciones o adaptaciones al equipo para que resulte apto. Una es sustituir la funda del tubo–guía de la pistola, además de los rodillos de alimentación (conviene que el equipo esté equipado con cuatro rodillos). Otra es que el gas debe ser inerte, por lo que normalmente se usa el argón.
 
El material de aporte -o el que use para soldar- debe ser también de características similares al material a soldar. Se recomienda que en el momento de almacenar se recoja y se envuelva en una bolsa plástica, en un sitio seco, con el fin de evitar condensaciones y que absorban humedad.

Más equipos necesarios
Otro equipo importante que sugiere el proceso de reparación de aluminio es la remachadora neumática. Esta se utiliza para unir dos o más piezas, o láminas de aluminio por medio de remaches. En ese sentido, el remache que se debe utilizar dependerá del tipo de acceso que tenga a la pieza: si tiene acceso por ambas zonas puede utilizar remaches macizos; en cambio, si solo se tiene el acceso por una única zona de la pieza, deben utilizarse remaches ciegos.
 
Herramientas para la conformación de paneles de aluminio: durante un proceso de reparación de piezas de aluminio se realizan diferentes procesos de conformación donde se combinan tratamientos mecánicos y térmicos, en función del tipo y alcance del daño.
 
Herramientas para el tratamiento mecánico: la principal característica de estas herramientas es que nunca deben tener marcas o aristas vivas, que puedan dañar el material o marcarlo durante el proceso. Estas deben ser preferiblemente de goma y madera.
 
Herramientas para el control térmico: al calentar el aluminio se hace necesaria la utilización de los lápices térmicos para poder controlar la temperatura que alcanza el aluminio al calentarse.
 
Herramientas de limpieza y preparación de superficies: se usan para la eliminación del óxido de aluminio: cepillo con púas de acero inoxidable, discos de granos P80 a P200 y fresas o pulidoras especiales para aluminio.
 
Equipos y productos específicos: los líquidos penetrantes destacarán la presencia de alguna fisura en los cordones de las soldaduras. Respecto a la visualización de los defectos, los fluorescentes requieren luces ultravioletas para detectarlos, mientras que los de contraste de colores se aprecian directamente con luz natural o artificial.
 
Adhesivos estructurales: junto al uso de remaches, son los materiales más usados en el taller de reparación en este tipo de operaciones. Tienen que ser de baja conductividad eléctrica para evitar la aparición de procesos de corrosión galvánica.
 
Masillas: se deben esmerilar las cabezas de los remaches ciegos, dejándolos al ras de las piezas que unen. De esta forma, las piezas quedan preparadas para la realización el acabado final, mediante la casilla correspondiente.
 
La masilla aplicada estará formada por cargas de aluminio o plásticas. El acabado final se efectuará con la ayuda de una lijadora excéntrico-rotativa provista de un grano fino P80 o P100. La pieza queda, de esta forma, preparada para recibir el proceso final de repintado.

A todas estas, ¿sabe si su carro trae piezas de carrocería elaboradas en aluminio? y ¿sabe si su taller de confianza cuenta con la infraestructura, los equipos y el personal técnico capacitado para atender reparaciones de este tipo?

 

 

Fuente: Cesvi Colombia

Fernando Díaz recomienda

Cuentanos que opinas