Automovilismo

F1: Soft y súpersoft nuevamente para el Gran Premio de Canadá

Un circuito con énfasis en el agarre mecánico.

F1: Soft y súpersoft nuevamente para el Gran Premio de Canadá

El circuito callejero de Montreal, Canadá tiene la misma nominación de llantas que Mónaco – soft y supersoft –, pero un reto un poco diferente. La pista es mucho más demandante para las llantas que en Mónaco, lo que debería llevar a un mejor grado de desgaste y degradación. Las fuerzas más grandes en trabajo son longitudinales (aceleración y frenado) más que laterales (en las curvas) – y estos son los factores que influyen en el desgaste y la degradación en Canadá.

La naturaleza de la pista también significa que hay más oportunidades para usar la estrategia de llantas para ganar posiciones en la pista. Aunque las demandas en las llantas no son especialmente altas, debido a una superficie de bajo agarre, hay algunos bordes grandes que requieren una fuerte estructura de las llantas, y el circuito también es famoso por ser duro con los frenos.

“Canadá usualmente resulta ser una de las mejores carreras de la temporada, con un juego de características de pista que no se replican en ningún otro lugar a lo largo del año. Como resultado usualmente arroja algunas sorpresas y es posible ganar desde los últimos lugares de la grilla, especialmente si se usa una estrategia de llantas inteligente, o si llueve, o si hay un safety car: todas de las cuales son muy posibles en Montreal”, Paul Hembery, director de Pirelli Motorsport:

Los mayores retos para las llantas:

El agarre en Canadá es generalmente bajo, especialmente al comienzo del fin de semana cuando la pista está “verde”, debido a que el antiguo escenario olímpico no se usa mucho durante el año. El bajo agarre tiende a continuar durante la carrera, una de las razones claves por las que muchos pilotos se han familiarizado con el infame “muro de los campeones”.

Los bordes son un factor importante en Canadá ya que los carros los golpean a una velocidad de cerca de 130 km/h, poniendo a prueba la estructura de las llantas. Sin embargo, durante las pruebas de laboratorio en Milán, las llantas de Fórmula Uno de Pirelli son aceleradas a velocidades de hasta 450 km/h para probar su integridad en condiciones que superan el límite usual – con la estructura permaneciendo intacta.

Fernando Díaz recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos