logo autocosmos Vende tu carro
Test drive

Chevrolet TrailBlazer LTZ, a prueba

La camioneta familiar del “Corbatín Dorado” fue exigida en distintos tipos de terrenos en la topografía de la Sabana de Bogotá, y se comportó a la altura.

Chevrolet TrailBlazer LTZ, a prueba

Antecedentes                                                                      

Esta SUV creada para todos aquellos que tienen de la funcionalidad y comodidad, sus primeras percepciones cuando de comprar un vehículo se trata. Fue presentada en Colombia en 2013.

Características técnicas y mecánicas

La TrailBlazer dispone de un impulsor Diésel Duramax de 2.8 litros CTDI "Common Rail" con un turbo alimentador de geometría variable VGT e Intercooler, que eroga 174 caballos de fuerza y 347 lb-pie de torque a 3.800 rpm.

Su transmisión es automática de seis velocidades  que incluye el sistema Tap Up/Tap Down. Además esta SUV, cuenta con una caja de transferencia 4x4 que opera con el sistema Electric Drive Mode Select, acoplado con el Shift on The Fly, que permite utilizar la función 4x4 en movimiento. – La  versión mecánica (LT) es de cinco marchas-.

Al probarla como primera medida en la ciudad y sus diferentes rutas más el tráfico, se notó que con todo y que es grande y robusta se maneja bien en las curvas – “no saca la cola” y el turbo despega mucho antes de las 2000 revoluciones, hecho que hace las relaciones cortas y realmente suaves entre los cambios. Gracias al trabajo de torque que es muy bueno, si se tiene en cuenta que es un vehículo pesado -2103 Kg-.

Asimismo, mostró en terrenos destapados e inclinados, las bondades  Off-Road (2H, 4H, 4L). La camioneta pasó obstáculos sin problemas – no se necesitó de la pericia del piloto (como en épocas anteriores), sino de la aplicación correcta del dispositivo.

Se puede adquirir esta camioneta en todos los concesionarios Chevrolet del país desde $95’990.000.

Confort

De afuera hacia adentro la Chevrolet TrailBlazer, se ve gigante y es gigante. Sus dimensiones exteriores le dan una connotación de robustez y al mismo tiempo de seguridad, sus luces Tipo LED  le dan un toque sutil de elegancia tanto en la parte frontal como trasera, así como sus líneas de costado que la hacen ver imponente.

Tiene un gran espacio interior, empezando por la comodidad del piloto y co-piloto y disponiendo ya no de dos filas de asientos, sino de tres: Caben siete personas sin ningún inconveniente y queda espacio considerable para el baúl que es de 647 Kg.

El tablero de instrumentos tiene todo lo que el conductor quiera saber acerca de cómo está el vehículo, lo que necesita, y sobre todo cuenta con una iluminación que no molesta los ojos,  tras haber manejado mucho tiempo en la noche.

Más que la pantalla de radio, el único bemol que tiene el equipo de audio es el no contar con una entrada estándar para USB – la que tiene es muy pequeña-.

Dentro de los sistemas de seguridad de la Chevrolet Trailblazer encontramos: frenos de disco en las cuatro ruedas con ABS+EBD, control de frenado en curva, Airbags frontales, control de estabilidad y tracción, control de ascenso y descenso en pendientes, regulación interna de luces y diferencial de deslizamiento limitado.

Manejo  

La camioneta se acomoda muy bien en las curvas  “no saca la cola”, - A pesar de su longitud  y altura.  Además, el turbo se acciona rápidamente cuando hay una subida, lo que hace más fácil su conducción y poder de adelantamiento. Los mandos de vidrios eléctricos y demás que van en el volante, están hechos a la medida; lo que permite no enredarse con ellos.

El manejo es muy suave y la sensación de velocidad no se siente- alcanza grandes velocidades en poco tiempo, no se nota el cambio sobre todo en las rectas largas-. Esto manifiesta un buen trabajo en la suspensión.

Conclusión

La Chevrolet TrailBlazer tiene un buen diseño que llama mucho la atención y que va de la mano con su funcionalidad. La ventilación, tema que vendría a ser menor, se destaca ya que es regulable en todo el vehículo.

Su desempeño tanto en ciudad como en carretera es óptimo y  el consumo de combustible es muy bueno: para 400 kilómetros sólo necesitó medio tanque. Para ser “Diésel”, la Chevrolet TrailBlazer  tiene buena insonorización.

La tercera fila de asientos es un valor agregado que para una familia resulta de gran utilidad para viajes largos en carretera durante los diferentes períodos de vacaciones o puentes festivos.

 

Chevrolet TrailBlazer

Fernando Díaz recomienda

Cuéntanos que opinas