Test drive

Volkswagen Golf 2015 a prueba

Manejamos el tan esperado hatchback compacto de Wolfsburgo, que ahora en realidad viene de Puebla.

Volkswagen Golf 2015 a prueba

Antecedentes

El Volkswagen Golf se ha convertido en el modelo más emblemático de la marca. Primero fue el Volkswagen Sedán o “Escarabajo” pero en la época moderna, el Golf es el que definitivamente ha tomado la punta de lanza tanto en tecnología, diseño y legado pues con 40 años en producción y más de 30 millones de unidades vendidas en todo el mundo, no es poca cosa.

La nueva generación, llamada Golf VII, se presentó en el Salón de París de 2012 y desde entonces ha sido reconocido por la prensa internacional al ganar prestigiosos premios como European Car of the Year 2013 y el World Car of the Year 2013. Ahora, finalmente inició su fabricación en la planta de la marca en Puebla.

Características técnicas y mecánicas

Como bien ya lo hemos hablado antes en las pruebas y primer contacto de los nuevos Audi A3/A3 sedán/A3 Cabrio, SEAT Leon/ Leon SC/Leon CUPRA y Volkswagen Golf GTI, esta nueva generación de productos –incluido este Golf VII- utilizan la plataforma MQB desarrollada por Grupo Volkswagen la cual es extremadamente versátil ya que podrá ser aplicada a muchísimos productos del Grupo, más rígida, segura pero también más ligera. De hecho, este Volkswagen Golf 2015 es 100 Kg más ligero que su predecesor, el Golf VI con el cual comparte motorización.

Las dimensiones también son más grandes en todas direcciones: es más largo, más ancho, tiene mayor distancia entre ejes pero también es más bajo de altura para mejorar la aerodinámica y a la vez el consumo de combustible.

Bajo el capó se encuentra el conocido motor de cuatro cilindros 1.4L Turbo que encontramos en versiones del Audi A3 y SEAT Leon que aunque pareciera ser algo pequeño para mover este auto compacto, con 140 Hp y 184 Lb-pie de torque cumple bastante bien.

Como decíamos, la versión de entrada estará disponible tanto con una transmisión manual de seis velocidades como con la “automática” DSG de doble embrague con siete relaciones pero la que nos tocó probar que se posiciona como tope de gama, sólo estará disponible con la DSG.

Para lograr un mejor consumo de combustible, recurrieron a tecnologías como la de recuperación de energía por frenado la cual carga la batería del auto o el sistema Start/Stop el cual apaga el motor cuando el vehículo está detenido por ejemplo cuando se espera en un semáforo.

En cuanto a seguridad, encontramos que el Golf 2015 está muy bien configurado pues ofrece siete bolsas de aire, ABS, control de tracción, control de estabilidad y el sistema llamado Multicollision brake el cual puede prevenir accidentes subsecuentes a un impacto trasero, frenando el vehículo si el conductor queda inconsciente o no frena tras el golpe trasero.

Interior

Por dentro, el Golf tiene toda esta herencia de los demás productos de la marca pero también encontramos una selección de materiales muy buena y un ensamble digno de ser llamado “Hecho en México” ya que está a la altura de los autos provenientes de Europa.

Un detalle que nos llamó la atención es el nuevo volante el cual integra muchas funciones del audio, computadora de viaje, controles de la pantalla de información que está entre los relojes del tablero y el control de velocidad crucero. Éste tiene un diseño muy agradable y una sensación de calidad insuperable que te transmite al conducirlo.

Para esta nueva generación encontramos una pantalla sensible al tacto al centro del tablero desde la cual se puede controlar todo lo referente al sistema de audio, la navegación (si aplica), computadora de viaje, el teléfono y las entradas auxiliar, Bluetooth, USB, SD, MP3, iPod, Radio AM y FM. Dicha pantalla tiene una respuesta infinitamente más rápida que las que encontramos en otros productos, pareciéndose cada vez más a la que ofrece una Tablet.

Si algo debemos criticar es que las conexiones auxiliar, Ipod y USB se hacen mediante un cable Media-In el cual se conecta en una ranura colocada en la parte baja del tablero la cual queda oculta al cerrar una pequeña puerta pero gracias a que está extremadamente apretado, es muy difícil de conectar/desconectar, creando un problema si quieres cambiar rápidamente la entrada del dispositivo que se desea relacionar.

El espacio que ofrece es muy bueno, tanto para las plazas como para el área de carga que queda de 380 Litros pero se puede ampliar al abatir los asientos.

Dependiendo de la versión el equipamiento cambia pero para la que nos tocó manejar encontramos absolutamente todo extra disponible como el toldo de cristal panorámico, comandos de voz y el asistente de estacionamiento el cual se encarga de encontrar un lugar disponible en cordón y de mover el volante para hacer entrar el auto en el espacio, dejando la tarea de acelerar, frenar y cambiar de velocidad al conductor.

Manejo

Uno podría pensar que con un motor de 1.4L no tendría suficiente empuje para mover decentemente a un auto de estas proporciones pero no hay que olvidarnos que aunque nada más produce 140Hp, lo importante en este caso es el torque y este pequeño motorcito desarrolla hasta 184 Lb-pie, cifra que encontrábamos en motores V6 de hace no tanto tiempo.

La respuesta del acelerador es un poco lenta al principio sí, presentando ese clásico retardo de los motores sobrealimentados con un turbo pero una vez que el motor supera ese “hueco” de potencia, la transmisión de siete velocidades se encarga de mantener las revoluciones en un rango en el que la potencia y torque mueven muy bien al auto.

La dirección es eléctricamente asistida –un punto clave para poder tener el asistente de estacionamiento- y ofrece una retroalimentación aceptable. Decimos esto porque aunque han mejorado mucho este tipo de direcciones, aún no se compara con la sensación que ofrece una de asistencia hidráulica.

Lo mejor de todo nos pareció la puesta a punto de la suspensión que ofrece grandes niveles de confort pero también un manejo “rico” y divertido cuando el camino se torna sinuoso. No nos cansaremos de decir que creemos que esta puesta a punto es lo que lo separa de la competencia y de sus productos hermanos como el Leon y el A3 por ejemplo.

Si de algo nos podríamos quejar es de lo intrusivo que puede llegar a ser el sistema Start-Stop en situaciones de tránsito pesado pero también de cierta forma entendemos que es muy complicado poner a punto un sistema que debe entender cuándo apagar el motor y cuando no… en un terreno tan complejo como el nuestro y en una ciudad con situaciones de tránsito realmente difíciles de encontrar en otras partes del mundo (nuestras pruebas las realizamos en la Ciudad de México).

También está el sistema Park Pilot el cual está activo en todo momento y que si una bicicleta, moto, persona, etc. pasa cerca del auto, los sensores lo detectan y empieza a hacer ruido. Muy útil para estacionarte pero no tanto en un país en donde los autos manejan mucho más cerca unos de otros.

Conclusión

Disfrutamos ampliamente manejar y probar este nuevo Volkswagen Golf VII. Nos gusta lo refinado de los materiales y ensamble, la calidad de marcha y el empuje del motor ya que se supera el retardo del turbo.

Creemos que es un gran auto para quienes gustan de manejar y no sólo requieren un medio de transporte para moverse de un punto a otro. Es práctico, amplio y con bastante tecnología.

Todo esto obviamente eleva el precio de un producto pero al compararlo contra sus competidores, encontramos que se sitúa justo en donde están ellos.

 

 

 

 

Volkswagen Golf 2015 a prueba

Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos