Autos clásicos

El Citroën Traction Avant cumple 80 años

Revolucionó la industria automotriz con una estructura autoportante y tracción delantera.

El Citroën Traction Avant cumple 80 años

Si bien muchos de los conceptos volcados en el Traction Avant ya habían sido mostrados en potro vehículos, el genial André Citroën los unió todos y los afianzó en un solo auto. En 1934, cuando el Tracion Avant salió a la luz, revolucionó las ideas y tendencias de los modelos de la época.

Para comenzar, la tracción trasera fue reemplazada por la propulsión frontal. Gracias a ello se pudo bajar el centro de gravedad unos 300 mm, mejorando todos los aspectos dinámicos, y al no tener túnel para el cardan, también se mejoró la habitabilidad, con lo que podía transportar a seis pasajeros sin mayores problemas.

Otra característica que no se veía en los autos de los ´30s eran los frenos hidráulicos, que habían sido patentados por la firma norteamericana Lookeed, pero Citroën reconoció rápidamente la supremacía de estos por sobre los de cable y los adoptó para los Traction Avant.

Su carrocería, diseñada por el italiano Flaminio Bertoni, adoptó el sistema autoportante, como se construyen los autos en la actualidad. Este sistema fue rescatado por André Citroën de una empresa norteamericana llamada UD que había comenzado a desarrollar la idea de suprimir el chasis de los autos. En 1934 había sólo un vehículo que traía este tipo de carrocería, el Lancia Lambda. El Traction tenía suspensión independiente en las cuatro ruedas, con cuatro barras de torsión, mientras que los autos convencionales usaban ejes rígidos con elásticos. Además, esas barras estaban complementadas con amortiguadores telescópicos hidráulicos que le otorgaban una gran tenida en ruta.

El motor no se quedaba atrás en cuanto a innovaciones. Contaba con camisas cambiables y válvulas a la cabeza. Además, su posición era por detrás de la caja de cambios, lo que le otorgaba una distribución de pesos muy buena.

El Traction fue un furor, y por ello rápidamente aparecieron varias versiones, denominadas 7, 9, 11, 15 y 22, nomenclatura que corresponde a la potencia del motor respecto a la carga de impuestos de la aquella época. En cuanto a carrocerías, se ofrecieron tres, sedán de cuatro ventanas, sedán de seis ventanas, y cabriolet.

El Traction se mantuvo en producción hasta 1957, aunque su vida comenzó a extinguirse con la llegada de otro auto revolucionario, el DS. Se fabricaron un total de 759.123 unidades del Traction Avant, en Francia, Bélgica, Alemania e Inglaterra.

Gustavo Piersanti recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos