Industria

Audi abre nueva planta en Alemania

Producirá piezas ultraligeras y componentes de suspensión.

Audi abre nueva planta en Alemania

AUDI AG acaba de inaugurar una nueva planta de producción en el Parque Industrial Münchsmünster, 30 kilómetros al este de la planta central de Ingolstadt, en donde serán producidas partes del chasis y componentes de la suspensión con la aplicación de nuevas e innovadoras tecnologías. Unos 800 empleados de Audi trabajarán en Münchsmünster, donde se crearán alrededor de 250 nuevos puestos de trabajo.

En el Parque Industrial de Münchsmünster se ha construido un nuevo centro Audi destinado a la producción de piezas de carrocería realizadas en aluminio fundido a presión, piezas prensadas en caliente y frío y componentes de la suspensión. Esta nueva planta es un elemento más de la estrategia de crecimiento de Audi y otro factor importante es que va a aliviar la presión en la planta central de Ingolstadt.
 
“Hemos puesto en marcha una planta ultramoderna equipada con las últimas tecnologías”, dijo Frank Dreves, miembro del Consejo Directivo de AUDI AG y responsable de Producción. “Con los componentes que fabricamos aquí, vamos a intensificar nuestra aplicación coherente de la construcción ligera y convertiremos a Münchsmünster en un importante centro de alta tecnología”.
 
Los componentes de chapa de acero endurecido y las piezas de fundición de aluminio tienen la ventaja de su bajo peso, combinado con una alta resistencia y la máxima precisión en la fabricación.
 
“Con los nuevos métodos de producción que estamos utilizando aquí aumentamos los límites de la viabilidad técnica y ampliamos nuestra ventaja sobre la competencia”, dijo Dreves.
 
“Estamos creando empleo en nuestra región y empleos particularmente atractivos en el campo de las tecnologías orientadas al futuro”, dijo Peter Mosch, presidente del Comité de Empresa de AUDI AG. “La nueva planta contribuirá al desarrollo del lugar como una de las principales instalaciones del Grupo Audi”.
 
La construcción de la nueva planta se desarrolló sin contratiempos y de acuerdo al plan previsto. El trabajo comenzó a mediados de 2012 y la fabricación de componentes de suspensión y piezas estructurales de aluminio de fundición a presión ya está en fase pre-serie.
 
Las principales ventajas del espacio de 42 hectáreas en Münchsmünster incluyen su proximidad a la planta principal, así como buenas conexiones de transporte a través de las carreteras federales B16 y B16 bis. También hay planes para un ferrocarril de enlace con la línea ferroviaria Ingolstadt-Regensburg.
 
La energía y el calor se recuperan en las tres secciones de la planta; la limpieza del aire y agua utilizados y la protección contra el ruido son aspectos que se han cuidado al máximo. Un centro de energía, un centro de salud y una estación de bomberos completan la nueva instalación. El equipamiento procede predominantemente de empresas de ingeniería alemanas y europeas, además el trabajo de construcción fue principalmente realizado por empresas regionales.
 
 
 

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos