Novedades

Más vale prevenir que lamentar

Conoce el decálogo para la prevención de accidentes de tránsito.

Más vale prevenir que lamentar

El 80% de los accidentes viales en México son originados por el factor humano, por esta razón, Miguel Guzmán, subdirector de Seguridad Vial de CESVI MÉXICO, dio a conocer el decálogo para la prevención de accidentes de tránsito.

Este decálogo se compone de reglas que ya conocemos pero en la práctica, ya sea por las prisas o descuido las dejamos de lado y arriesgamos nuestra vida.

A continuación, les dejamos el listado para que hagamos memoria y busquemos nuestra seguridad y la de los demás a la hora de manejar o caminar:

1.- La cortesía es fundamental para el buen tránsito de todos los usuarios de las vialidades.

2.- Peatones, personas con capacidades diferentes y conductores de toda clase de vehículos tienen la responsabilidad de leer y respetar el reglamento de tránsito, para conocer sus derechos y obligaciones.

3.- El peatón debe transitar por la banqueta y al cruzar la calle debe hacerlo por la esquina, teniendo contacto visual con los vehículos que se acerquen a su alrededor.

4.- Un buen conductor debe verificar frecuentemente que su vehículo se encuentre en óptimas condiciones físico-mecánicas.

5.- Todos los ocupantes de un vehículo deben utilizar el cinturón de seguridad y los menores de 12 años siempre deben viajar sentados en el asiento de atrás con su Sistema de Retención Infantil. Los conductores de motocicletas y ciclistas deben utilizar el casco de seguridad.

6.- Todos debemos respetar las señales de tránsito y a los demás usuarios de la vialidad.

7.- Adapte la velocidad según las condiciones del camino, sin exceder los límites establecidos.

8.- Siempre conduzca para no tener accidentes, ahorre tiempo y dinero a pesar de las condiciones que le rodeen y de las acciones de otros usuarios del camino.

9.- Evite todo tipo de distracciones. No hable por teléfono celular y no mande mensajes mientras conduce.

10.- Nunca conduzca bajo efectos del alcohol, droga o cansado.

Miriam Santillán Bueyes recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos