Novedades

5 cosas que no tiene que hacer después de un accidente

Aspectos que debe tomar en cuenta para evitar pasar un mal rato.

5 cosas que no tiene que hacer después de un accidente

 

Un accidente automovilístico además de poner en riesgo su vida, puede arruinarle el día completo. Ocasiona que falte al trabajo o no llegue a una cita. Tiene que enfrentar el daño de su auto, cuestiones de responsabilidad civil, lidiar con la autoridad y por supuesto curar alguna lesión.

Por todo lo anterior a continuación le damos las cinco cosas que no debe hacer después de un accidente.

1. Dejar la escena del choque

Digamos que choca contra otro auto, pero el daño es menor. Nadie parece estar herido a primera vista. Por lo que decide irse sin más preámbulo.

No obstante no es lo mejor. Independiente si el accidente no luce ostentoso, lo primordial es detenerse. Hablar con la otra persona involucrada y ver si se encuentra bien. En algunos países huir de la escena del choque –si alguien está herido o falleció- y no prestar ayuda es motivo de crimen.

Adicionalmente si hay alguien herido, está “obligado” a ayudarlo; incluso si es necesario llevar a él o ella al hospital.

Si llega a estar involucrado en un accidente, haga su diligencia y ayude a la otra persona involucrada. ¿No le gustaría que alguien hiciera lo mismo por usted? y si está en otro país –porque a lo mejor en el suyo no aplica- podría ser arrestado.

2. No reportar el accidente

En países como Estados Unidos, cuando no hay daño físico aparente, reportar un accidente al 911 siempre será una ventaja; ya que con ello si surge alguna lesión –que no estaba aparente en su momento- o problema con la unidad, se puede reclamar al seguro posteriormente.

Por otro lado en el caso de nuestro país reportar al accidente ante nuestro seguro siempre será mejor; con ello el agente de seguros podrá ver y determinar las condiciones de tu unidad, así como quedar registrado de que tuviste un accidente. En caso de que sientas alguna lesión por mínima que sea, es necesario señalarlo para que te remitan a una atención médica.

3. Perder la calma

Chocar nuestro carro no es una experiencia agradable. Las emociones están usualmente muy elevadas y quizá estés herido. A pesar de todo esto, nunca es bueno perder la calma, especialmente hacia el otro conductor –incluso si él fue quien te golpeó.

Lo primero que se debe hacer es ver si se encuentra bien. No comience a buscar culpas, gritarle o insultarlo. No va arreglar nada y a nadie le va a beneficiar. Respiré profundo y mantenga la calma. Necesita estar tranquilo para resolver la situación, llamar a a su seguro o a la policía.

Por otra parte algo que no debe hacer es decirle al otro conductor que la culpa fue la tuvo usted. Si hace esto legalmente estás admitiendo que es el responsable y se expone a cargar con los posibles gastos, multas o demandas. Sólo conserve la calma, asegúrese que todos estén bien, y sea amable.

4. No deje que su seguro o la policía trabaje

Usted paga una prima por estar asegurado, bueno pues deje que el seguro se encargue. En otros países la labor puede ser diferente. Por ejemplo en Estados Unidos la policía llega al siniestro y elabora un reporte de cómo sucedió todo entrevistándolo al igual que al  otro conductor entre otras cosas. Con ese reporte intercambia información de seguro con el afectado –igualmente datos personales, número de licencia, número de placas- para que cada uno por su parte realice la reparación de la unidad o reclamación necesaria con la aseguradora correspondiente.

Tomar algunas fotos del siniestro también podría ser buena idea para protegerse por cualquier eventualidad.

5. Descuidar las secuelas

Después de que pasó el accidente y reclamación del seguro de su vehículo, siempre es importante cuidar las secuelas legales o médicas.

Si fue herido durante el accidente. ¿Tiene dolores o problemas de salud desde que sucedió la eventualidad? Necesita entonces ver a un doctor. Quizá hasta deba consultar un abogado si está por enfrentar gastos altos de atención médica y poder demandar para obtener ayuda. Asimismo si el otro conductor quisiera tomar acción legal en contra suya también necesitaría un representante.

Asegúrese de reclamar a tiempo la reparación de su carro o reembolso, la mayoría de las aseguradoras tienen un tiempo límite. Asimismo recuerde que puede escoger el taller de su preferencia para arreglar su vehículo.

Tenga en cuenta que tiene que estar al pendiente de su auto mientras está en reparación, así como con el seguro por cualquier eventualidad o retraso. El accidente y sus consecuencias no terminan hasta que cuente de vuelta con su automóvil o el dinero correspondiente.

Jorge Blancarte recomienda

Cuéntanos que opinas