Gadgets

BMW Zagato Coupé Concept: Belleza deportiva

Modelo único es resultado de la colaboración entre alemanes e italianos

 BMW Zagato Coupé Concept: Belleza deportiva

 

Con motivo del Concurso de Elegancia de Villa d’Este (Cernobbio, Italia), BMW ha puesto en escena su última creación, el Zagato Coupé Concept. Con este coupé biplaza de exquisito diseño, recupera la colaboración con los diseñadores italianos de la que han nacido otros modelos míticos como el BMW 328 o el BMW M1. Sólo hay una unidad de este modelo —lo que en inglés se conoce como one-off— y de momento no sabemos si se pondrá a la venta.
 
Desde sus inicios, algunos modelos BMW han tenido un sutil toque de diseño italiano. Ya en 1939, el BMW 328 que corrió en la Mille Miglia lucía un escultural carrocería de aluminio creada por Renzo Rivolta. Más tarde llegarían también creaciones nacidas de manos italianas como el BMW 700, el BMW 3200 CS Bertone o el súper deportivo de motor central M1. Casi sesenta años después, el fabricante alemán vuelve a los orígenes con este nuevo proyecto firmado por Zagato.
 
Andrea Zagato y todo su equipo firman un conjunto que en poco se parece al BMW Z4 sobre el que se basa. Al contrario que el 328 Hommage que llevó BMW el año pasado, el reto para este año ha sido crear desde cero un diseño que fuera realmente bello, a la par que apropiado para circular por la calle y pasar las normas de seguridad de atropello de peatones, cada vez más estrictas en Europa.
 
El resultado, el BMW Zagato Coupé que ves en las imágenes, el cual incorpora la mejor tradición de Zagato, incluidas las soluciones aerodinámicas que caracterizan a sus diseños. Las más significativas son sin duda el techo de doble burburja, que no sólo mejora la aerodinámica, sino que mejora la rigidez torsional de la carrocería.
 
 
 
 
 
 
 
 
Se ha buscado un diseño lo más bello posible pero válido para circular por cualquier carretera del planeta. Tampoco podía falta la famosa Coda Tronca (cola truncada), que da forma a la compacta y musculosa zona trasera, complementado con un diseño ahumado de los grupos ópticos y de la zona central. Esta solución nacida en los sesenta de la mano del diseñador alemán Wunibald Kamm mejora el coeficiente aerodinámico y que recuerda al Aston Martin V12 Zagato.
 
El frontal está presidido por la parrilla tradicional de BMW, y la carrocería creada a mano, enfatiza los rasgos más deportivos gracias al mayor ancho de los esculturales pasos de rueda. De costado, las entradas de aire nos recuerdan a otros modelos de Zagato, así como las ventanillas traseras de mínimas dimensiones o el masivo pilar B que desemboca en la trasera. Se ha optado por llantas de 19 pulgadas con un diseño clásico de cinco radios.
 
La pintura Rosso Vivace de ocho capas realza la espectacular carrocería realizada a mano por Zagato. Otro de los elementos que hacen que luzca el Zagato Coupé, es la tonalidad Rosso Vivace, creada de forma exclusiva para este BMW. La gran variedad de tonos y matices que desprende en función de la luz que recibe se logra después de un proceso de pintado que incluye una capa negra, otra plata metalizada para finalizar con seis finísimas capas del exclusivo rojo.
 
El interior, también recibe su dosis de personalización con materiales de alta calidad y con acabados a mano. Los tonos oscuros son protagonistas y se enfatiza el carácter dinámico del modelo con costuras rojas y el tablero de instrumentos enfocado hacia el conductor.  De su motorización, imaginamos que acude a la de un Z4 estándard, dado que no se informó en la presentación del prototipo.
 
 
 

BMW Zagato Coupé

Alejandro Marimán Ibarra recomienda

¿Qué opinas? Cuéntanos